Mascherano reveló la causa de su inesperado retiro: las "sensaciones raras" que adelantaron su decisión

LA NACION
·6  min de lectura

El 15 de noviembre de 2020 fue el punto final para Javier Mascherano. A los 36 años, el experimentado volante central anunció su retiro de forma inesperada, después de la derrota de Estudiantes por 1-0 sobre Argentinos Juniors en la tercera fecha de la Copa Diego Maradona y generó un fuerte impacto en el fútbol argentino. Nadie lo esperaba. Ni siquiera él, que tenía pensado colgar los botines a fin de año. Pero ese partido le hizo un clic.

"Quiero anunciar que hoy me retiro del fútbol profesional. Hoy jugué mi último partido. Quiero agradecer a este club que me dio la oportunidad que de terminar mi carrera en Argentina. Lamentablemente jugué menos de lo que pretendía. Es algo que venía pensando y hoy lo comunico. Es lo más correcto", fueron sus palabras en aquella conferencia de prensa que brindó en el nuevo estadio de Estudiantes junto con el entrenador Leandro Desábato. Este lunes, a más de un mes de su decisión en el vestuario en La Plata, el Jefecito reveló el motivo principal de su anuncio en una entrevista con TyC Sports.

"La realidad es que cuando volví de la pandemia me di un tiempo para ver cómo me sentía y ya había hablado un poco con el club para retirarme a fin de año, ya lo tenía decidido, pero el momento de decisión fue tras el partido. Vi que no vivía la profesión como la había vivido antes, sentí que ya me costaba y tuve sensaciones raras en el partido a la hora de competir. Cuando terminó, llegué al vestuario y pensé: 'para qué seguir alargando esto si ya no es lo que siento'. No tiene sentido faltarle el respeto al club, a mis compañeros o al entrenador si no puedo dar el 100 por ciento", reveló Mascherano.

"No le estaba dando el 100% a algo que hay que vivirlo así para mí", dijo Masche
Fuente: Archivo

Acerca de los motivos que lo llevaron a anunciar su inesperado retiro tan solo minutos después de su último encuentro como profesional, señaló que no se trató únicamente de las diferencias físicas que percibía, sino que ya no podía vivir el fútbol como antes. "Está claro que me estaría equivocando yo si pretendía poder competir en las mismas condiciones que un chico de 18, 19 o 20 años. La experiencia te da la posibilidad de saber solucionar ciertas jugadas o sobrepasar ciertos momentos, pero competir físicamente es imposible. Pero no tenía que ver con eso, sino con el hecho de decir que no le estaba dando el 100 por ciento a algo que para mi hay que vivirlo así. Durante toda mi carrera fue una elección de vida y ya tener la sensación de que algunas cosas me dieran lo mismo, no me gustaba. Ese fue el punto de quiebre", comentó el exjugador.

¿Qué dijo sobre la reacción del cuerpo técnico y sus compañeros en ese momento? "Terminó el partido y lo primero que hice fue hablar con Desábato y comentarle las sensaciones. Lo entendieron, después hablé con mis compañeros para agradecerles el tiempo compartido y pedirles disculpas por si alguna vez fui muy pesado, y después hablé con Verón, pero era una decisión personal que no tenía nada que ver con lo deportivo ni con el club. Era por sensaciones mías, quizás me hubiese gustado que fuese de otra manera, pero a veces uno no elige el final. Yo vivo las cosas de manera natural y no me gusta forzar las cosas. No creo en los finales de película, sentí que era el momento y no me arrepiento", sentenció uno de los referentes del seleccionado argentino.

A lo largo de su exitosa carrera, Mascherano conquistó 21 títulos entre sus pasos por River, Corinthians, West Ham, Liverpool, Barcelona, Hebei China Fortune y Estudiantes y se volvió un emblema absoluto de la selección argentina: tiene el récord de presencias con el seleccionado con 147 partidos, a partir de 2003, cuando debutó antes en el equipo que dirigía Marcelo Bielsa que en la primera de River.

Ahora, en su cabeza pasa por la cabeza dar el salto hacia la dirección técnica. Aunque todavía no tiene claro cómo o cuándo será, anunció que lo va a intentar: "Creo que se tendrá que dar de manera natural el hecho de sentir si están las condiciones dadas para animarse y arrancar a dirigir. Me gustaría intentar ser entrenador. No sé en qué rol ni dónde, pero ya veremos. Recién llevo poco más de mes y medio retirado, así que estoy reacomodando un poco mi vida y haciendo el proceso post retiro, además de disfrutar de cosas que no había hecho nunca o para las que tenía poco tiempo, que hoy tengo".

La opinión sobre el presente de Messi: "Le puso el pecho a la situación y no se borró"

A la hora de opinar sobre la crítica situación de Barcelona, club en el que fue líder y figura entre 2010 y 2018, Mascherano puso la lupa sobre la actualidad de Lionel Messi y destacó la actitud de continuar con la mejor predisposición tras su escandalosa fallida salida: "Messi estuvo presente en cada uno de los partidos y creo que esa es la actitud de demostrar que sos el mejor, no cuando las cosas van bien, sino también haciéndote cargo, quizás, en un momento que no estabas acostumbrando a tener. Le puso el pecho a esta situación y no se ha borrado. Eso es un ejemplo de lo que es como deportista, y lo hace aún más grande".

En cuanto a la selección nacional y el futuro de Leo en junio cuando se le termine el contrato con el Barça, su excompañero agregó: "Son decisiones personales de él. En ese contexto no solo entra lo deportivo, también entran otros factores que pueden ser los familiares, donde él decide radicarse. Nosotros somos parte de un grupo familiar, y dentro de eso tenés hijos de determinada edad que moverlos de un lado para otro no es fácil. Me imagino que en su cabeza están la Copa América y Qatar. Buscará la mejor opción para llegar de la mejor manera, no me cabe ninguna duda de eso. Va a jugar un rol importante".

¿Cómo ve a Messi en el equipo de Lionel Scaloni? "La selección encontró una regularidad, afianzó una base de jugadores y ese rodaje que tuvieron durante estos dos años y ahora con las Eliminatorias hace que él esté cómodo", dijo Mascherano, y cerró: "Está en un lugar que las cosas funcionan y cuando el contexto te ayuda aún puede relucir más. Por momentos lo arroparon muy bien y uno es optimista por como se vienen dando las cosas".