Martin Odegaard: quizás el recambio de Modric está en casa

Yahoo Deportes
AP PHOTO
AP PHOTO

Con poco que ver sobre el campo de fútbol, la atención en el Real Madrid pasó hace semanas a los despachos, pues los aficionados quieren saber a qué jugadores piensa fichar el club la temporada que viene. Los rumores se han desatado y, de creerlos, podríamos pensar en un equipo merengue que llegaría a invertir más de 1.000 millones de euros el verano próximo para conformar un equipo de verdadero lujo. Mbappé, Neymar, Kane, Hazard, Pogba, Eriksen, Pjanic, Icardi… son todos nombres que han sonado para llegar al club la temporada que viene, pero ni la plantilla necesita tal renovación, ni las arcas del club pueden darse el lujo de hacer tanto fichaje.

Un puesto que preocupa bastante a la directiva y al cuerpo técnico es el de Luka Modric. El actual Balón de Oro está a punto de cumplir los 34 años, y aunque la magia continúa intacta, el físico empieza a decir: “Basta”. El Real Madrid ha sufrido este año por no contar con un jugador que de verdad pueda cubrir con creces las ausencias del croata y es justo ahí donde entra en escena Martin Odegaard.

El imberbe talento de este futbolista noruego fue avistado por el Real Madrid a sus 15 años (es tres días mayor que Mbappé) y firmó su contrato con el club de Concha Espina a los 16. Su padre y representante quiso que el jugador formara parte inmediatamente de la primera plantilla, pero Odegaard sólo consiguió hacerse hueco en el Castilla y disputar –eso sí– un partido con el primer equipo en el año de su debut como jugador blanco. Tras dos temporadas en el filial merengue (media a las órdenes de Zidane), el mediapunta noruego encontró su sitio en el mundo en Holanda. Allí su juego ha ido creciendo con creces, pasando del Heerenveen al Vitesse, donde ahora mismo es un verdadero ídolo.

Con 20 años recién cumplidos, Odegaard tiene encandilado al fútbol holandés, pues ya hasta se asegura que el Ajax le pretende para la temporada que viene como reemplazo de Frenkie De Jong. Con el Vitesse ha disputado esta temporada 30 partidos, anotando 8 goles y repartiendo 6 asistencias. Son números sin duda para tener en cuenta, sobre todo si a la fría estadística agregamos el intangible de haberse adueñado de la parcela ofensiva del conjunto aurinegro, demostrando una gran personalidad a su corta edad.

Y es que aunque el noruego no es ahora mismo un mediocentro defensivo ni un interior –posición de Modric–, tiene cualidades de sobra para desarrollarse en esas posiciones. En el Vitesse ha explotado más cerca del área, alejado de la banda, donde se le había ubicado desde su llegada al Real Madrid para aprovechar su velocidad. Ha sido más centrado y con poder total de las operaciones del equipo cuando el joven ha roto en gran estrella.

Por eso se entiende que con su calidad y serenidad para jugar el balón, seguramente acabará retrasando su posición en el mediocampo, tal y como hizo el propio Luka Modric en su carrera, o el que hasta el año pasado parecía el futuro relevo del pequeño genio croata en el Real Madrid, su compatriota Matteo Kovacic. La negativa del ex del Inter de Milan a continuar en la disciplina blanca esta pasada campaña le sacó de las apuestas por convertirse en el relevo generacional de su amigo Modric, con lo que ahora Odegaard tiene muchas más papeletas de hacerse con ese puesto a largo plazo.

El Real Madrid está peinando el mercado en busca de jugadores de calidad que puedan ayudar a reflotar la línea de creación blanca. El mediocampo de las tres últimas Champions Leagues ha hecho aguas este año, por lo que la directiva está buscando soluciones de altura. Por supuesto que si se diera la posibilidad de fichar a todo un campeón del mundo con Paul Pogba, o un superclase ya establecido en la élite como Kevin De Bruyne, no habría discusión sobre quien podría recoger el testigo de Modric una vez cuelgue las botas, pero para fichar medianías de las que abundan en el mercado, quizás lo más sensato sea apostar por el talento que ya se tiene en casa.

 

Martin Odegaard llegó al Real Madrid hace cuatro años abriendo la veda de fichajes en edad juvenil que el club ha instaurado en esta última época –esa misma política de fichajes que ahora parece va a reventar por los aires tras una de las peores temporadas registradas en los 117 años de historia de la entidad. Sería irónico que justo cuando el club vuelva a dar un nuevo volantazo en su estrategia de mercado, el futbolista que dio el pistoletazo de salida a estos años en los que el Real Madrid no ha querido fichar jugadores de más de 25 años volviera al equipo con galones y con la difícil misión de convertirse en sucesor de un ídolo de la afición como Luka Modric.

De momento se le espera en Valdebebas a mediados de julio para hacer la pretemporada. Al noruego le quedan dos años de contrato con la entidad merengue y ya ha dejado muy claro que su intención es volver algún día a Madrid para quedarse en el equipo blanco. Quizás este verano se le dé esa gran oportunidad.

También te puede interesar:

Karim Benzema no sobra en el Real Madrid

El Real Madrid podría tener atado a Rabiot… pero necesita mucho más

El Real Madrid adelanta las vacaciones

Qué leer a continuación