Martín Palermo, Oscar Ruggeri y una pregunta polémica: ¿alguna vez los benefició un árbitro?

LA NACION
·2  min de lectura

En el programa ESPN Fútbol FC estuvo como invitado el entrenador y goleador histórico de Boca, Martín Palermo, y recordó el partido en que marcó dos goles al Real Madrid por la Copa Intercontinental en 2000.

En la primera parte de la charla, el conductor Alejandro Fantino introdujo el tema del arbitraje y le consultó al goleador si alguna vez se había sentido favorecido por los fallos. "¿Amarilla le daba una mano a Boca?", preguntó el conductor.

Con un gol de Lionel Messi, Barcelona logró un gran triunfo ante Juventus como visitante por la Champions League

"¿El paraguayo?", preguntó sonriente el exdelantero xeneize. Luego, Palermo dudó y dijo: "Sí, pero nunca me sentí.". "Dirigía muy seguido a Boca", interrumpió Closs. Entonces, Palermo eludió la polémica y recordó el diálogo que tuvo con el árbitro colombiano Oscar Ruiz de la final de la Copa Intercontinental, en Japón. "Ruiz, que dirigió el partido contra el Real Madrid, cuando hice los dos goles se me acercó y dijo: 'Ni te das cuenta de lo que hiciste'".

"Ay, qué prolijo Ruiz", acotó Closs y Palermo continuó con el relató de aquel episodio: "Fue para el medio, cuando tenían que sacar los rivales, y me dijo: 'No te vas a olvidar más de lo que hiciste'".

"¿Y fue la única vez que tuviste reconocimiento de un árbitro dentro de una cancha?", consultó Simón e inmediatamente se dirigió a Ruggeri: "¿A vos nunca te dieron un reconocimiento?".

La imperdible anécdota de Ruggeri y su Navidad con Maradona, Caniggia y Mariana Nannis

El excampeón mundial contó que, en cancha de Ferro, el árbitro Juan Carlos Loustau le dijo que lo tenía cansado y le anunció: "Tenés diez minutos libres para pegar, hacé lo que quieras. Cuando pasen los diez minutos, paso y te voy a decir 'se terminó', tocás a uno y te echo", confesó el panelista.

Luego Ruggeri detalló sus sensaciones de aquel momento: "¿Viste los perritos de departamento que los sacás a la plaza y se van para todos lados? Los buscaba y pensaba 'cómo no me vienen a atacar'. A los diez minutos, vino y me dijo 'se terminó el tiempo' y ahí me controlé", rememoró, con humor, sobre una de tantas secuencias insólitas que vivió en un partido.