Martín Palermo enfrentó los rumores sobre su relación con Ricardo La Volpe en 2006: "No tuvimos feeling"

LA NACION
·3  min de lectura

El exfutbolista argentino Martín Palermo recordó la traumática experiencia de Boca Juniors en 2006, cuando el equipo xeneize perdió un insólito torneo en las últimas dos fechas: sólo necesitaba sacar un punto sobre seis, en busca de su primer tricampeonato de la historia, y eso no fue posible tras caer en sendos partidos ante Belgrano y Lanús.

Esto provocó una ebullición interna que terminó con Ricardo La Volpe, el entrenador argentino-mexicano que había llegado en mitad del campeonato para reemplazar a Alfio Basile (quien fue convocado a dirigir la selección), eyectado del banco de los suplentes. Por supuesto, como siempre, todos los focos de conflicto apuntaron al ex DT de la "Tricolor", quien casi inmediatamente a su llegada, decidió implementar cambios tácticos en el equipo.

Más allá de los hechos meramente deportivas, un rumor comenzó a instalarse alrededor de los jugadores del plantel, entre los cuales se encontraba el propio Palermo, y otros legendarios futbolistas de la historia del club de La Ribera, tales como Hugo Ibarra, "Cata Díaz", Clemente Rodríguez y Guillermo Barros Schelotto, entre otros. Según se reveló en aquel entonces, habría habido una fuerte discusión entre los referentes y el entrenador, que habría generado una insurrección por parte del equipo.

Martín Palermo, Oscar Ruggeri y una pregunta polémica: ¿alguna vez los benefició un árbitro?

Disconformes con los nuevos métodos del exarquero, se mencionó que los futbolistas no habrían jugado al máximo de sus posibilidades en los partidos decisivos con el objetivo de que el DT, quien ya había avisado que si perdía el torneo no seguía, desistiera del cargo.

Casi quince años después, "El Titán", entrenador y ahora panelista de F360, el programa que conduce Gustavo López en ESPN 2, recordó ese momento a instancias del animador del envío: "Lo que pasó con Ricardo fue que llegó después de una etapa como la del 'Coco' Basile que habíamos ganado cinco torneos. Asumió en la fecha 7 y nosotros veníamos punteros y quizás él quiso desde un primer momento imponer su idea y su metodología de trabajo", señaló el exgoleador.

"Si él hubiera entendido cómo veníamos nosotros y eso haberlo dejado para finalizar el campeonato y cambiarlo en la pretemporada, quizá nosotros lo hubiéramos asimilado y aceptado mejor. Pero en ese tiempo tan corto, no tuvimos ese feeling que tenés que tener con el entrenador. Y eso que llegamos a una final, pero llegamos mal", agregó Palermo.

Finalmente, el optimista del gol indicó: "Las cosas no estaban bien como para lograr un título. De ahí a que un jugador o un equipo jugando una final no la quiera ganar o haga cosas para no ganarla, no se me pasa por la cabeza. Yo la que me comí por haberle hecho un gol a Estudiantes no se la deseo a nadie".