El marfileño Akouokou se postula

Agencia EFE
·2  min de lectura

Sevilla, 12 ene (EFE).- Las dos victorias consecutivas que ha encadenado el Betis frente a Mutilvera en Copa del Rey y el Huesca en Liga, lo que no lograba desde el pasado septiembre, han coincidido con la entrada en el once del costamarfileño Paul Akouokou en el eje del mediocampo como alternativa al argentino Guido Rodríguez.

En su estreno como titular en la competición liguera a causa de la baja del sancionado Rodríguez, único futbolista que había sido titular las 17 jornadas, Paul, como reza en las alineaciones, mostró en muchos momentos la soltura y el empaque de un veterano a pesar de que únicamente tiene 23 años recién cumplidos.

Akouokou sostuvo al conjunto verdiblanco en varias fases del encuentro, sobre todo en la primera parte de la victoria bética (0-2), y evitó que el equipo del chileno Manuel Pellegrini se quedara, con las arremetidas del Huesca, tan gélido como el maltrecho césped de El Alcoraz.

Pellegrini, que en la previa había avisado que le tocaba "demostrar por qué está en el primer equipo", valoró la actuación de su pupilo frente al Huesca y dijo que le tiene "mucha confianza: es un jugador de mucho futuro y que será muy útil para nosotros durante toda la temporada", afirmó.

El mediocentro marfileño tuvo una actuación destacada en el desolado y frío estadio oscense, con un acierto en 32 de los 36 pases que intentó, además de que mantuvo el pulso y la posición en el eje defensivo de la medular bética.

Pese a que, por lógicas razones de confianza, no se prodigó mucho en ataque como suele hacerlo Guido, Paul sí se atrevió a dar dos pases en otras tantas incursiones, recibió una falta y cometió siete, muchas de ellas por esa impulsividad que, según Pellegrini, le están intentando corregir en los entrenamientos y que, en la noche de ayer, le acabó costando la expulsión en el minuto 82 de partido.

"Estamos tratando de corregirle en los entrenamientos, donde no frena al llegar al balón", le recordó el técnico chileno en sala de prensa.

El jugador marfileño se incorporó a la entidad bética en el verano de 2018 procedente del Ekenas IF finlandés y en la temporada anterior había jugado cedido por el equipo finés en Israel con el Beitar Jerusalem, primero, y el Hapoel Rishon, después.

Fue allí donde lo vio el exjugador bético Juanlu, que puso en conocimiento del responsable del fútbol base del Betis, Miguel Calzado, el seguimiento que había efectuado del pivote africano, quien tras subir al primer equipo ha suscrito un contrato con la entidad verdiblanca hasta 2024.

(c) Agencia EFE