Marcelo Gallardo: la cancha nueva de River, lo que quiere con los refuerzos y una sentencia: "Yo me pongo a prueba acá, no necesito probarme en otras ligas"

LA NACION
·6  min de lectura

Marcelo Gallardo habló después del holgado triunfo de su River por 3-0 sobre Rosario Central, en el regreso al estadio Monumental. Y en una entrevista con TNT Sports, dejó sus impresiones sobre lo que quiere para esta etapa de su ciclo, los jugadores que llegaron y lo que espera respecto del flamante terreno de juego que se estrenó en la noche del sábado.

Los goles de River, que volvió al Monumental con un triunfo

"Es una cancha que claramente cambia respecto de lo que veníamos acostumbrados. Ayer (el viernes) hicimos un entrenamiento muy liviano, en el que tuvimos un poco de conocimiento, de ver cómo rodaba la pelota y los piques. A medida que vaya pasando el tiempo, y nos acostumbremos, vamos a estar mejor. Más allá del campo, fuimos un poco imprecisos también en el registro de pases que solíamos tener con más tranquilidad. Nos encontramos con un Central agresivo en la primera media hora", consideró el DT de River.

Marcelo Gallardo observa desde el banco: River volvió al Monumental con un triunfo ante Central.
Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

En cuanto a los nuevos nombres y los posibles cambios en la propuesta, subrayó: "Más allá del sistema, a mí me interesa mucho cómo nos disponemos para ocupar los espacios, cuáles son los jugadores que se adaptan bien a eso. Es algo que requiere una gran vocación ofensiva, tratar de ir hacia adelante con profundidad, con juego por dentro y por fuera, y no perder la ambición que nos caracteriza. Lo importante es que podemos adaptarnos a diferentes sistemas y la idea no va a cambiar. Mañana podemos jugar con dos centrales, dos laterales o un volante de juego más, o tres delanteros, y la idea será la misma, en la medida que tengamos el control de juego y una buena secuencia de pases. Intentamos buscar jugadores con calidad técnica, con ambición ofensiva. Ahora se viene un desafío importante para nosotros, y es que los chicos que han llegado se acoplen lo más rápido posible a nuestras formas y a nuestra idea, a medida que pasen los partidos".

El deporte del domingo: todo lo que hay para ver en TV

También reconoció los errores defensivos, pero les restó trascendencia. "Todos los equipos tenemos problemas; si no, no habría goles de pelota parada. A todos nos convierten de pelota parada. Nosotros sufrimos más porque nos llegan poco. Y cuando nos llegan, suele ser por esa vía. Por ahí nos toca, pero con más exposición. No es algo que tenga que generarme una gran preocupación. Sí una ocupación, porque necesitamos defendernos mejor, reforzar ese punto. Me gusta más pensar en el juego, más allá de que perdés campeonatos y partidos por detalles. Los tenemos que tener muy en cuenta".

Otras definiciones de Gallardo:

Agustín Palavecino: "Tiene buen pie y visión de juego. Tendrá que adaptarse al ritmo del fútbol argentino. Si bien él jugó acá, hace dos años y pico que no lo hace. Deberá habituarse a la intensidad de nuestro fútbol, a la agresividad con la que se juega en lo físico, sin tiempo para pensar. Pero es un chico muy inteligente, a medida que se vaya adaptando y sumando minutos, responderá muy bien."Carrascal y la número 10 de River: "En este club significa un montón. Lo elegí por su manera de jugar, por su talento, su calidez y sus cualidades. No le pesa jugar con ese número. Le pregunté si quería llevarlo, y me dijo si le parecía bien. Le dije, 'jugá y no lo pienses'. Le queda bien. Por ahí ahora no va a jugar todos los partidos, pero le queda bien porque es muy talentoso."

La exigencia por los refuerzos: "A veces las cosas se presentan así, y los tiempos no coinciden con una idea o una forma de pensar, y se demoran más de la cuenta. Eso hace que uno tenga que pensar claramente en todo eso que dije. Yo expliqué que, para mí, los lineamientos no tienen que ver sólo con dinero, sino con el deseo de seguir hacia adelante. La vara de River está muy alta. Hay una tendencia a bajar, y no es malo, porque es algo que se da de forma natural. Pero no quiero pasar ese momento. Quiero tener el deseo y las ganas de seguir empujando, ser la cabeza de ese empuje y que todos vayan por el mismo lado, y sostenernos. Eso no nos va a garantizar que ganemos siempre, pero sí la posibilidad de seguir siendo competitivos, como lo hicimos todos estos años. La idea es esa."

La paciencia con los jugadores: "El fútbol, sobre todo en un club que es importante, no espera. El resultado es urgente, el desempeño tiene que ser urgente. Pero hay que entender que el futbolista tiene su adaptación, sus problemas. Son personas que necesitan que los acompañen, y eso a veces no se puede dar. Tengo la gran posibilidad de tener una continuidad de muchos años, y así y todo, ha sido difícil. Porque más allá de sostenerlo, necesitás la complicidad del futbolista, y si veo que ese futbolista no siente el compromiso o le cuesta más de la cuenta, hasta ese momento uno los acompaña. Al que veo que tiene deseo, intención, y ambición, y muestra potencial, lo acompaño, porque veo que puede establecerse. Otros entrenadores no tienen esa posibilidad, porque el fútbol es resultado y si no consigue resultados, se deja llevar por la crítica y a veces tiene que cambiar, y algunos técnicos tienen menos tiempo que otros."

Su futuro en River: "Mi compromiso desde que llegué a este club siempre fue total. Siempre dije que para llegar a River había que prepararse, acá no podés caer como un paracaidista porque este es un club muy grande. Después había que establecerse, generar una idea, convencer hacia dónde íbamos, y los resultados fueron acompañando. Nuestros directivos confiaron también en la gestión del fútbol, y eso hace que el sentido de pertenencia sea muy grande. Son muchos años, y seguir viendo la evolución, el crecimiento, cómo vamos hacia adelante aun en la dificultad, en la problemática, hacen que uno se sienta a gusto. Yo trabajo para sentirme feliz. Cuando vea que no pueda convencer, que ya no llegue tanto o imponer unas formas en las que todos se sientan identificados, ya veremos. No soy de los que se quieren poner a prueba en otro lugar. Disfruto lo que hago y vivir el día a día me hace no pensar hasta cuándo voy a estar, más allá del vínculo contractual. Ojo, lo que hoy no parece cercano, mañana quizás sí. La vida misma te va marcando pautas. Pero yo necesito alimentarme de todos esos desafíos. Cuando eso ya no pase lo sabrán, porque va a significar un punto de inflexión en mi vida que va a ser muy importante."

Sobre posibles ofertas. "Siento que estoy en un lugar que representa muchísimo y por el que estoy bien remunerado, no es que necesito establecerme en otro lugar para demostrar que puedo ser mejor entrenador, o probarme que puedo dirigir en otras ligas. Yo me pongo a prueba acá, que ya requiere mucho esfuerzo, porque ya requiere exigencia máxima. No es un sacrificio, pero es algo que se vive con una intensidad diferente. Y hay además un punto fundamental, que es lo humano: hoy quiero estar cerca de los míos y me siento feliz acá."

La entrevista de Gallardo a TNT Sports