Marcelo Gallardo: el análisis del DT después del triunfo sobre Junior en la Copa Libertadores

Juan Patricio Balbi Vignolo
·4  min de lectura
Gallardo da indicaciones; "fuimos un equipo práctico", consideró el DT
Fotobaires

“Práctico”. Esa fue la palabra que utilizó Marcelo Gallardo a la hora de describir la actuación de su equipo en el 2-1 sobre Junior. Sin brillar ni desplegar su mejor versión, River logró su primer triunfo en el Grupo D de la Copa Libertadores, hizo valer el punto que logró en Brasil ante Fluminense y confirmó que atraviesa un proceso de transición en el que todavía intenta acomodarse para encontrar una faceta futbolística más convincente.

“Fue un rival difícil, con una buena técnica en su funcionamiento y fuerte físicamente. Y nosotros fuimos un equipo práctico y golpeamos en los momentos justos. Esa es la palabra. Fuimos prácticos. Tal vez en el final del partido esa jugada final nos dejó con una sensación de bronca. Pero no dejan de ser tres puntos importantes en nuestra cancha, en un grupo muy difícil y cerrado. Está bien arrancar así”, destacó Gallardo en conferencia de prensa.

“No hubo muchas situaciones claras del rival. Salvo un tiro en el palo en el segundo tiempo, fueron remates aislados o forzados. Nosotros generamos más, pero tampoco no fueron demasiadas. Y no considero que hayamos sufrido el partido defensivamente. Por lo tanto, valoro tres puntos importantes en una Copa que va a ser muy exigente en esta primera etapa con un calendario muy apretado. Sumar de a tres en nuestra casa es para valorar. Desde el juego, fuimos más prácticos en cantidad de situaciones generadas y la eficacia que tuvimos”, agregó el DT.

"Contra Junior generamos menos, pero fuimos más eficaces", evaluó Gallardo
Fotobaires


"Contra Junior generamos menos, pero fuimos más eficaces", evaluó Gallardo (Fotobaires /)

A pesar de haber repetido el equipo por primera vez en el año en los partidos frente a Fluminense (1-1) y San Lorenzo (1-2), River volvió a cambiar nombres y sistema. Para jugar contra Junior, Gallardo optó por el ingreso de Robert Rojas en lugar de Milton Casco, dejó atrás el 4-3-3 y retomó el 3-3-2-2 que supo utilizar como variante. Si su misión era conseguir un mayor equilibrio general, lo logró: no sufrió en defensa, estuvo más ordenado para retroceder y marcar y le dio más apoyo a Enzo Pérez con los laterales desplegados cerca suyo.

“Si bien no cambia nuestra esencia, con línea de tres somos más directos. Pasamos a ser un equipo sin tanto control y posesión. Veníamos generando mucho y concretando poco. Hoy generamos menos, pero fuimos más eficaces. Tampoco sufrimos demasiado y compensamos esos momentos. No cambia la forma, pero sí el sentido del juego”, explicó el Muñeco. “Nosotros variamos según el rival, las necesidades y cómo nos sentimos nosotros. Hoy teníamos que tener control en los contragolpes porque Junior tiene jugadores rápidos de mitad de cancha hacia adelante y necesitábamos cubrirnos mejor. Perdimos juego, pero controlamos mejor”.

Gallardo: "Nosotros variamos según el rival, las necesidades y cómo nos sentimos"
NATACHA PISARENKO


Gallardo: "Nosotros variamos según el rival, las necesidades y cómo nos sentimos" (NATACHA PISARENKO/)

En línea con el análisis, el entrenador millonario también destacó que el equipo debió realizar un trabajo mayor al perder la posesión de la pelota. Es que, después de 26 partidos, la estadística marcó que perdió el balón (53% a 47%). “Sumamos un hombre atrás, tenemos menos control y ataques más directos. Perdimos un poco del control del juego y jugamos contra un equipo que juega bien. Eso te quita control y nosotros no estamos habituados a correr detrás de la pelota, solemos controlar. Así nos desgastamos más y genera que no estemos frescos para la hora de recuperar jugar con mayor precisión. Más allá de esas cosas que pasaron hoy y las que venimos mostrando, no cambiamos la forma, eso es lo importante”, comentó Gallardo.

“Siempre tratamos de generar y sabemos lo que quiere, por eso a veces les damos posibilidades a los rivales, con cualquier sistema. Ahí hay que ser más sólidos para defender, pero no tiene que ver tanto con la última línea, sino con la funcionalidad del equipo. Tenemos que saber defender eso que otorgamos. Son cosas que hay que corregir y tratar de aplicarlas para que no vuelvan a pasar y, si vuelven a pasar, resolverlas de la mejor manera posible”, agregó.

Por último, también habló del marcado desgaste físico que empieza a sufrir el equipo con la doble competencia y un calendario que no se detiene: este domingo jugará con Banfield por la penúltima fecha de la Zona A de la Copa de la Liga, y el miércoles visitará a Santa Fe en Colombia por la Libertadores. “Va a ser muy exigente para todos los equipos. Hay muy poca recuperación entre partido y partido, estamos en una etapa de definición, hay que jugar con mucha concentración porque cuesta recuperar puntos y en esa exigencia va a ser duro y difícil. Hay que tratar de gestionar de la mejor forma posible los tiempos, pero también saber jugar con eso. No siempre podemos jugar con la misma intensidad, hay que saber manejar los partidos, cuándo regular y cuando no. Eso tiene que ver con el oficio que podamos tener sin bajar el nivel”.