Marcelo Bielsa - Rodrigo Moreno: una loca relación que la prensa inglesa no termina de entender

·5  min de lectura
Marcelo Bielsa y Rodrigo Moreno, una relación en Leeds que despertó muchas versiones en la prensa inglesa
Marcelo Bielsa y Rodrigo Moreno, una relación en Leeds que despertó muchas versiones en la prensa inglesa

Dos veces le hizo cambios “a lo Guglielminpietro”. Aunque el mismo Marcelo Bielsa había pedido su incorporación en agosto de 2020, lo envió a jugar con el equipo Sub 23, algo que generó comentarios adversos, ya que Leeds United había pagado 36 millones de dólares por su pase. La relación entre el DT argentino y el atacante Rodrigo Moreno ofreció alternativas que la prensa británica no estaba acostumbrada a ver. Cada caso llamativo tuvo la correspondiente explicación del entrenador. Respuestas del Loco, naturalmente, que no consiguieron acallar las versiones. Y ahora el periódico británico The Sun informó que el jugador pidió que lo transfieran. Un rumor que horas más tarde fue desmentido por el mismo futbolista.

Tal vez valga la pena aclarar lo del cambio “a lo Guly”. Se trata de una conocida anécdota de Andrés Guglielminpietro, a quién Bielsa hizo entrar a jugar en el segundo tiempo de un amistoso con Holanda, en 1999, para luego reemplazarlo unos 30 minutos después. El jugador todavía no se lo perdona. Ya de por sí a todos los futbolistas les cuesta ser suplentes. Que además de eso, los hagan entrar y los saquen del equipo en un puñado de minutos, es algo que suele generar situaciones tensas entre director y dirigido. Pues bien, Bielsa se lo hizo dos veces a Rodrigo Moreno en los últimos meses.

Mario Pergolini, tras la renuncia a la vicepresidencia de Boca: “Si uno no sirve para lo que fue elegido, se tiene que correr”

La primera fue 27 de septiembre del año pasado. En el triunfo ante Sheffield United, lo había hecho ingresar en el arranque del segundo tiempo y lo sacó al final. Asombrados por la poca usual situación, la prensa abordó al argentino por el tema. Las respuesta los dejó todavía un poco más sorprendidos. Dio un argumento similar al que había ofrecido con Guglielminpietro: “Me equivoqué”. Otro acto muy poco habitual en el DT, reconocer un error. Bielsa, se sabe, suele romper ciertos estándares básicos. “Al partido le faltaban pocos minutos y tenía que sustituir a Rodrigo o a Bamford. Y Bamford es un jugador muy útil en las pelotas detenidas en contra porque nos ayuda a defenderlas. Pero no fue una decisión acertada esa modificación, porque Bamford estaba muy cansado y debería haber conservado a Rodrigo en el campo”.

Para ser del todo precisos, en el caso de la selección argentina, Bielsa también había reconocido el error. Pero en aquella oportunidad fue porque, según dijo, nunca debió haber hecho ingresar a Guglielminpietro. Y al darse cuenta de su fallo, lo sacó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La segunda situación se dio hace poco, el 13 de marzo último, cuando en el empate sin goles con Chelsea lo hizo entrar a los 34 minutos del primer tiempo y lo sacó a los 35 del segundo. Esta vez, el técnico explicó que no se trató de un error: “Rodrigo hizo en el momento del primer tiempo y el momento del segundo en los que jugó, esfuerzos superiores a los que puede hacer después de haber estado 40 días sin jugar. No sólo desde lo físico, sino en su forma deportiva. Valoro mucho que haya logrado competir como lo hizo en los 50 minutos que jugó”.

En este caso, también es necesaria una aclaración. Bielsa fue algo impreciso en su declaración. Rodrigo, en realidad, no llevaba 40 días sin jugar. Ocho días antes había jugado 45 minutos en el equipo filial de Leeds (sub 23), ante los Wolves, y había metido los dos goles en el triunfo por 2 a 0.

En el segundo evento, Rodrigo dio un grito como desaprobando el cambio, sin embargo luego declaró con calma, como si hubiera sido sólo una descarga del momento. Sobre someterse a ese tipo de situaciones, dijo: “Marcelo tiene una manera distinta de entender las situaciones del juego. Es bastante común que quite a un jugador en el descanso o en el minuto 25 o que te ponga y luego te saque a los 10 minutos. Son situaciones que quizá no se ven tanto. Pero lo tomo con naturalidad. Son cosas que hace no por fastidiar sino por el bien del equipo”, aceptó.

Rodrigo Moreno con la camiseta de Leeds United; su pase le costó al club 36 millones de dólares, pero entre lesiones pudo aportar poco
DAVE ROGERS


Rodrigo Moreno con la camiseta de Leeds United; su pase le costó al club 36 millones de dólares, pero entre lesiones pudo aportar poco (DAVE ROGERS/)

Que un jugador de 36 millones de dólares sea enviado a jugar con la “reserva”, también fue algo difícil de entender y despertó algunos cuestionamientos entre los especialistas de la Premier League. Pero en ese caso, por supuesto, se trató de un proceso natural de adaptación luego de una lesión.

En medio de todas estas situaciones fue que The Sun publicó lo siguiente: “Rodrigo pidió salir del Leeds United y buscar un nuevo destino para la próxima temporada. El delantero español, que no fue convocado para la última fecha FIFA, teme que no tendrá lugar en el seleccionado si no juega habitualmente en el equipo de Marcelo Bielsa y porque no se acostumbra a la posición en la que lo utiliza el argentino”.

Eliminatorias: Macedonia sorprende al vencer a Alemania en un grupo que lidera Armenia, con Norberto Briasco

Rodrigo, nacido en Río de Janeiro hace 30 años, pero nacionalizado español -jugó 22 partidos con España-, desmintió al periódico: “Me veo obligado a dejar claro que la noticias sobre mi voluntad de salir del Leeds o de una posible mala relacion con Bielsa son falsas. Lamento mucho que algunas personas intenten desinformar cuando su labor es justo la contraria. Estoy feliz, concentrado y trabajando al máximo para ayudar junto a mis compañeros a que el club termine esta gran temporada de la mejor manera posible. Amo estar en Leeds, respeto a mi entrenador y me identifico con este club”, escribió el jugador en su cuenta de Instagram.

En lo que va de la temporada jugó 20 partidos, pero sólo dos completos. En ocho ocasiones fue reemplazado y en 12 ingresó desde el banco. Pero en definitiva, todo parece estar bien, aunque con Bielsa las cosas nunca sean del todo normales.