Marcelo Bielsa: lo que dijo tras otra goleada en contra de Leeds en la Premier League

LA NACION
·3  min de lectura

Terminó molesto Marcelo Bielsa el partido de su equipo, Leeds United, ante Crystal Palace por la octava fecha de la Premier League. De hecho, ya durante el juego se lo notó muy inquieto y el fastidio se fue acentuando a medida que la derrota era irreversible y por segunda jornada consecutiva sus dirigidos se retiraban de la cancha con una goleada por 4-1 en contra, cinco días después de caer como local ante Leicester City.

Crystal Palace-Leeds United, Premier League: el equipo de Marcelo Bielsa perdió y acentúa su declive

Para peor, un gol anulado cuando iban 0-1 intensificó esa sensación, que se trasladó a sus dirigidos. "No entiendo la regla, no se puede marcar con el brazo. Entonces, ¿por qué cobran offside? No tiene sentido. Está arruinando al fútbol", protestó Patrick Bamford, que había logrado el empate transitorio, pero desde el sistema de videoarbitraje indicaron, increíblemente, la anulación porque el delantero tenía parte de su brazo izquierdo por delante de los dos defensores. Bielsa evitó confrontar cuando le preguntaron sobre la jugada, tanto al terminar el partido como en la conferencia: "Las decisiones arbitrales y del VAR no las analizo. Si es necesario cambiar las reglas, hay mucha gente que puede hacerlo".

Bamford volvió a marcar luego y fue convalidado, pero ya representó el 1-2. Leeds no pudo remontar el resultado y sólo logró ganar uno de sus últimos cinco partidos. Suma apenas 10 puntos en su regreso a la primera división inglesa. "Fue una derrota justa, que podía haber sido por más o menos goles. Anotaron en momentos en los que más merecíamos nosotros marcar y eso nos dejó siempre lejos de poder meternos en partido", analizó el entrenador, casi siempre mesurado.

Consultado sobre la ausencia del español Pablo Hernández, Bielsa sentenció: "No elegí a Jenkins en su lugar. La decisión puede parecer extraña, pero elijo a los 18 jugadores que creo que son más aptos para cada juego". Y eso generó un contrapunto con el periodista que lo consultó: "Puedes calificar mi decisión de incorrecta con tus argumentos, pero ya lo expliqué y no tiene sentido insistir. Pablo estaba disponible, pero elegí a otros futbolistas".

La jugada polémica: el gol anulado a Bamford

Sobre la cantidad de goles recibidos en estos dos partidos (son 17 en total, la peor marca del torneo), aceptó que le preocupa. "Todas las derrotas son complicadas. Cuando hay dos derrotas seguidas aumenta la complejidad. Si todos los partidos concedemos cuatro y sólo anotamos uno, será una dura realidad", expuso. Y manifestó que no utilizará la fecha FIFA para cambiar el rumbo. "No está ligado a entrenar más, y tampoco tenemos posibilidades de estar todos juntos, porque la mayoría de los jugadores no regresan hasta tres días antes del próximo partido", finalizó el Loco.

Ese próximo partido será de local: Ante Arsenal, el 21 de noviembre, el tercer equipo del lote de los grandes que habrá enfrentado Leeds en este arranque. Antes perdió con Liverpool y empató con Manchester City.

La palabra de Bielsa