La "mancha" histórica que condena al Manchester City de Claudio Bravo

Goal.com

La edificación de Manchester City como uno de los equipos más poderosos de Europa comenzó desde hace poco más de una década, a partir del aterrizaje de inversionistas de los Emiratos Árabes, que apostaron en el club que fuera fundado en 1880.

Desde ese momento, su historia cambió por completo en el fútbol inglés y el impacto se vio reflejado con sus cuatro títulos de Premier en las últimas ocho ediciones disputadas, sumado a dos subcampeonatos en ese lapso.

Además, obtuvo cinco de sus siete trofeos de EFL Cup en este período, se adjudicó también dos de sus seis títulos de FA Cup y tres de las seis Community Shield que ostenta en su historia. Uno de los responsables de la construcción de uno de los equipos más amenazantes del Viejo Continente es Pep Guardiola, contratado para dirigir al equipo de Claudio Bravo desde 2016.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

En definitiva, los otros logros conseguidos antes del desembarco de los árabes hablan de que existió una historia positiva para el City, aunque también es cierto que sufrió duros reveses. Y fueron muchos.

Los de Manchester registran un antecedente negativo al haberse convertido en el primer equipo de las cinco grandes ligas europeas en haber descendido en mayor cantidad de oportunidades: 10.

En la 1937/38 se registró la primera pérdida de categoría a la segunda división, justamente la temporada posterior a la que se había consagrado inicialmente en Primera. En 1963 llegó un nuevo descenso para repetir un sinsabor que se había vivido más de dos décadas atrás.

Los siguientes retrocesos se produjeron en 1983 y 1987, mientras que tocó fondo en la década del '90 al haber llegado a bajar hasta la tercera división (1997/98). Su último descenso data de la campaña 2000/01, aunque en los años posteriores consiguió posicionarse en la Premier para, al fin, catapultarse entre los mejores desde el punto de inflexión en 2008.

Qué leer a continuación