Malyutin logró su segundo oro en una jornada sin medallas para los españoles

·4  min de lectura

Redacción deportes, 21 may (EFE).- El ruso Martin Malyutin logró su segundo oro en los Europeos de Budapest, tras imponerse en los 200 metros libres a los británicos Duncan Scott, plata y Thomas Dean, bronce, en una quinta jornada sin medallas para los representantes españoles.

En los 200 libre, Malyutin (1:44.79) mejoró en 41 décimas su marca en las series clasificatorias para colgarse el segundo oro en el campeonato, después del logrado en los 400 libre. Scott (1:45.19), ganador en Glasgow, no pudo defender el título y se tuvo que conformar con la plata al superar a su compatriota Thomas Dean (1:45.34), bronce.

En la final de los 50 mariposa, el húngaro Szebasztian Szabo (23.00) arrebató, por una décima, la corona europea al ucraniano Andriy Govorov (23.01), vigente poseedor del récord mundial en la modalidad (22.27). El ruso Andrey Zhilkin, cerró el podio con un tiempo de 23.08.

El ruso Rylov Evgeny, que hizo el mejor tiempo en las series (1:53.23), volvió a ser el más rápido en la primera semifinal de los 200 espalda, tras firmar una marca de 1:55.11, por delante del suizo Roman Mityukov (1:56.37) y del polaco Radoslaw Kawecki (1:57.10).

En la segunda semifinal el británico Luke Greenbank fue primero, con un tiempo de 1:54.43, el húngaro Adam Telegdy (1:56.17), segundo y el francés Antoine Herlem (1:56.63), tercero.

El español Manu Martos (1:59.38) fue el último y se quedó sin plaza de para Tokio 2020 tras no alcanzar la mínima.

El británico Adam Peaty, tricampeón mundial (2015, 2017 y 2019) en la modalidad de 50 metros braza y principal favorito para revalidar el oro en el Europeo, fue el mejor de las semifinales en los 50 braza, con un tiempo de 26.38, 43 décimas por encima del récord mundial que él mismo estableció en el Mundial de Budapest 2017.

Los dos únicos nadadores que aspiran a rivalizar con Peaty en la final, el italiano Nicolo Martinenghi y el bielorruso Ilya Shymanovich, finalizaron en 26.49 y 26.47, respectivamente.

En la categoría femenina, se impusieron prácticamente todas las favoritas.

La italiana Simona Quadarella, que ya se colgó el oro el pasado martes en los 800 libre, revalidó el título continental en la final de los 1500 libre tras firmar un tiempo de 15:53.59, por delante de la rusa Anastasia Kirpichnikova (16:01.06), plata, y de su compatriota, Rita Caramignoli (16:05.81), bronce.

Quadarella, campeona del mundo en 2019, se acercó a su marca en el Europeo de Gasglow (Gran Bretaña) 2018, donde consiguió el oro con un tiempo de 15:51.61.

Las españolas María de Valdés y Jimena Pérez acabaron en quinta y séptima posición. De Valdés, batió su récord personal con un tiempo de 16:14.77, mientras que Pérez también consiguió mejorar su tiempo en las series y acabó en 16:19.11.

Lidón Muñoz no consiguió clasificarse para la final de los 100 libre por 6 décimas, tras acabar la semifinal en sexta posición, con una marca de 54.76. Dominaron la francesa Marie Wattel (53.34) y la neerlandesa Femke Heemskerk (53.49).

En la final de 200 braza la británica Molly Renshaw (2:21.34) se colgó el oro tras superar por 31 décimas a la suiza Lisa Mamie (2:22.05), plata y a la campeona en Glasgow 2018, la rusa Yuiliya Efimova (2:22.16), bronce.

Las españolas Marina García y Jessica Vall, ocuparon las dos últimas posiciones con marcas de 2:25.76 y 2:25.84, respectivamente.

La suerte tampoco acompañó a las españolas África Zamorano (2:12.80) y Catalina Corro (2:16.04), que no consiguieron clasificarse para la final de los 200 estilos tras quedar séptima y octava, respectivamente, en unas semifinales gobernadas por la húngara Katinka Hosszu, que aspira a su tercera medalla en Budapest tras el oro en 400 estilos y la plata en los 200 mariposa.

La británica Kathleen Dawson se hizo con el oro en la final de 100 espalda, que se tuvo que repetir por "problemas técnicos", al vencer por doce décimas a la italiana Margherita Panziera, y por 33, a la rusa Maria Kameneva.

En la única prueba por equipos de la jornada, Gran Bretaña (7:53.15) se alzó con el oro tras imponerse con holgura a Hungría (7:56.26) e Italia (7:56.72).

(c) Agencia EFE