Pide ayuda al 112 fingiendo que está encargando una pizza

Una mujer de Rimini, en Italia, llamó el pasado miércoles a Emergencias para pedir una pizza. Su estado de nerviosismo y los gritos que se oían de fondo alertaron a quien estaba al otro lado del teléfono, que envió a una patrulla de agentes a la vivienda. Allí se encontraron con una escena de maltrato y detuvieron al marido.

Llama al 112 pidiendo una pizza y en Emergencias entendieron rápido que se trataba de un caso de malos tratos. (Foto: Getty Images)
Llama al 112 pidiendo una pizza y en Emergencias entendieron rápido que se trataba de un caso de malos tratos. (Foto: Getty Images)

Según publica La Stampa, no era la primera vez que la víctima, de unos cuarenta años, era agredida por su pareja. El maltrato venía de lejos, pero hasta ahora no había encontrado las fuerzas suficientes para denunciarlo. Fue este miércoles cuando durante una de las agresiones sufridas se las ingenió para engañar al hombre fingiendo que estaba encargando una pizza a domicilio.

Pero en lugar de marcar el número de la pizzería, marcó el 112. No dijo nada de lo que estaba ocurriendo, solo que quería una pizza y dio la dirección de donde debían hacer la entrega. Quien atendió su llamada se dio, por suerte, cuenta de que no se trataba de una broma, sino de una situación de riesgo para la mujer. Alertó a la policía y una patrulla se desplazó a su domicilio con rapidez.

Una vez en la vivienda, el hombre intentó tirarse por la ventana para evitar ser detenido. Sin embargo, los agentes lograron cogerle por las piernas antes de que se precipitase al vacío. Informa La Stampa que uno de los policías se rompió una costilla debido al esfuerzo que tuvo que realizar para evitar la caída del presunto maltratador, que fue trasladado al hospital dado su estado de nerviosismo.

Una vez examinado por los médicos, fue arrestado acusado de maltrato y lesiones personales continuadas en el tiempo y enviado a prisión, donde permanece desde ayer a al espera de juicio.

Según publica, el sitio local de noticias Leggo.it, el historial de maltrato comenzó al poco tiempo de iniciar la relación y ella había acudido en numerosas ocasiones al hospital por rotura de huesos y golpes. Siempre explicaba que se había debido a una caída o accidente doméstico y hasta ahora no había denunciado nunca.

Qué leer a continuación