La maldición de los Rayados en el estadio BBVA

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 24 (EL UNIVERSAL).- Una maldición pesa en la casa de los Rayados del Monterrey. Y es que nunca ha podido ganar una final de Liga, situación que buscará cambiar cuando enfrente al América en la serie por el título del Apertura 2019.

El primer choque final que albergó fue en el Clausura 2016. Los dirigidos por Antonio Mohamed tenían la obligación de ganar para revertir el marcador adverso de 1-0 que le propinó el Pachuca en el partido de ida. Los regios no pudieron, el choque finalizó con empate a uno y los hidalguenses se llevaron la corona.

La más reciente final fue en el Apertura 2017. Con toda la ventaja tras igualar a uno en el Universitario, Monterrey se presentó en su casa ante Tigres y cayó 2-1.

A comparación de las dos finales anteriores, ante las Águilas, el estadio BBVA recibirá el partido de ida, mientras que el definitivo se disputará en el estadio Azteca.

Monterrey buscará romper la maldición de no ganar en casa un partido de final de Liga y tratar de llevar ventaja para el duelo definitivo a desarrollarse el domingo próximo en el Coloso de Santa Úrsula.

Qué leer a continuación