Maksimovic: "Kubo tiene algo diferente"

Agencia EFE
·6  min de lectura

Getafe (Madrid), 10 mar (EFE).- Insustituible para José Bordalás, peón fijo en el centro del campo junto al uruguayo Mauro Arambarri, Nemanja Maksimovic (Banja Koviljaca, Serbia, 1995) da equilibrio desde hace tres temporadas a un equipo que deberá plantar cara este fin de semana al líder, el Atlético de Madrid.

En una entrevista concedida a la Agencia EFE, Maksimovic analizó un encuentro clave para el devenir de LaLiga Santander y afirmó que los entrenadores Diego Simeone y José Bordalás guardan muchas similitudes, que espera acabar con la maldición del Atlético y alabó a su compañero Takefusa Kubo, un jugador "diferente".

Pregunta: No encuentro muchos datos de su biografía y a veces para entender el estilo de un futbolista es importante saber de dónde viene. Nació, si no me equivoco, en 1995, en plena Guerra de los Balcanes en un pueblo fronterizo con Bosnia...

Respuesta: Sí, se llama Banja Koviljaca. Es un pueblo pequeño que está al lado de Bosnia. Nací en 1995, pero no me acuerdo de nada de aquello, era muy pequeño.

P: ¿Recuerda cuál fue primera relación con el fútbol en un país que acababa de salir de una guerra?

R: Cuando era niño ya había acabado la guerra. Y con todos los niños muy bien, jugando con mis amigos. Habíamos salido de una guerra, estábamos progresando. Serbios, bosnios y croatas antes eran un país y ahora están separados. En esos momentos se notaba un poco de presión entre las tres partes, pero ahora con el paso del tiempo todo está mejorando y vuelve a la normalidad.

P: ¿Cree que tuvo unos inicios diferentes que los chavales de hoy en Europa? Lo digo en el sentido de que a lo mejor no tenía todo lo que tienen ahora: césped artificial, balones, equipación...

R: Un poco diferente, pero no mucho también. Teníamos también muchas cosas. La verdad, nosotros sabemos vivir con esa presión. En los Balcanes siempre hay problemas, pero de niño todo me salió muy bien. En Serbia se vive muy bien y tenemos muchas cosas, como en otros países.

P: El jugador balcánico tiene un carácter diferente por su carácter vital ¿Por eso sobre el campo sois muy competitivos, muy uruguayos también?

R: Sí, claro. En los Balcanes siempre hay problemas y presión. Nosotros tenemos que trabajar mucho y aprovechar nuestro momento. Hay que trabajar duro y en el campo no queremos perder nuestras oportunidades.

P: ¿Siempre fue centrocampista?

R: De pequeño jugué de delantero, todos los niños quieren por lo de marcar goles. Después, con 13 o 14 años empecé de centrocampista y aquí sigo.

P: Su trabajo es poco vistoso pero muy importante. ¿Cree que la figura del medio destructor debería ser más reconocida?

R: Es una posición complicada. Cuando se pierde partido, perdemos nosotros porque perdemos centro del campo. Cuando ganamos, ganan los que meten gol porque se habla de ellos. Pero es una parte de nuestro trabajo. Somos importantes en el equipo, me gusta jugar en esa posición.

P: ¿Admira a alguien que juegue en su posición?

R: En estos momentos, Casemiro se nota muchísimo en el Real Madrid cuando juega y cuando no juega. Da equilibrio. Es un grandísimo jugador.

P: Con Arambarri forma un dúo terrible ¿Tiene la misma conexión con él fuera y dentro del campo?

R: Mauro y yo llevamos tres años jugando casi todos los partidos juntos. Nos conocemos muy bien y tenemos muy buena relación dentro y fuera del campo. Como todo el equipo, somos una pequeña familia y ese es el secreto de este equipo en estos años.

P: ¿Qué le gustaría tener de él?

R: Mauro lleva metiendo unos golazos este año... Estoy feliz por él. Somos parecidos, pero tenemos cosas diferentes. Funcionamos bien en el campo y estoy muy contento de jugar con un gran jugador.

P: Ahora viene el Atlético, al que lleváis años sin marcarle un gol. ¿Se ha creado un factor psicológico en contra?

R: Somos equipos parecidos en juego. Pero ellos tienen más nivel. Llevamos muchos partidos sin marcarles. En la ida estuvimos bien pero no fuimos capaces de marcar. Ahora en este momento están en un gran estado de forma, pero tenemos capacidad para sacar puntos y vamos a dar todo para cambiar esta mala racha que tenemos contra ellos.

P: ¿Os paráis en el vestuario a hablar de qué ocurre con "la maldición" atlética o lo dejáis pasar?

R: Son cosas que pasan en el fútbol. Un día se va a acabar eso y esperemos que sea este sábado, que marquemos y que saquemos un punto o tres, que va a significar mucho para nosotros. No va a ser fácil, pero estamos convencidos de que vamos a conseguir algo.

P: ¿Simeone y Bordalás se parecen en algo?

R: Sí. Son dos entrenadores que se parecen mucho por su estilo de juego y por cómo trabajan sus equipos en los entrenamientos. Son dos magníficos entrenadores.

P: Me gustaría hablar de Kubo. Por la pandemia no podemos ver cómo se entrena. Usted que le ve todos los días... ¿Cómo va? ¿Qué puede aportar? ¿Por qué no tiene tanta continuidad?

R: Kubo venía del Villarreal sin jugar mucho. Aquí empezó bien desde el inicio, con el paso del tiempo ha tenido menos minutos, pero va a tener muchos más. Es un jugador magnífico, tiene algo diferente y de aquí a final de temporada nos va a ayudar mucho. Cuánto va a jugar, depende del entrenador. Entrena bien, es un gran jugador.

P: El Atlético tiene mucha calidad pero es muy físico...

R: Va a ser un partido muy físico, les gusta correr, presionar y las segundas jugadas van a ser muy importantes. Quien las gane, ganará el partido.

P: Al ser tan físico el partido, qué le viene mejor al Getafe... ¿Más Kubo o más Nyom?

R: No sé... creo que depende de lo que quiera el entrenador. Para cada rival un entrenador tiene su idea y vamos a ver con quién va a jugar Bordalás este partido.

P: ¿El Atlético es un escaparate igual de grande que el Real Madrid y el Barcelona?

R: Pues claro, desde que llegó el Cholo, ahora es un equipo que está al nivel para pelear con Barcelona y Real Madrid. Es uno de los tres grandes de España.

P: Ha crecido mucho en el Getafe, donde se ha revalorizado mucho. ¿Quién es el culpable de esto? ¿Dónde está su techo?

R: Me ha salido muy bien venir a Getafe, desde el primer día tuve la confianza del míster, del presidente y del club. Estoy muy contento. En Valencia fue un año de un gran cambio. No jugué mucho y aprendí mucho. Luego en Getafe he trabajado mucho para estar en Primera, pero tengo que pelear más para ser mejor.

(c) Agencia EFE