Magnus Carlsen: perdió su invicto de 125 partidas, abandonó su aura de imbatibilidad y ya tiene presión juvenil

Pablo Ricardi
·2  min de lectura

Pese a ganar el torneo, Magnus Carlsen abandonó su aura de imbatibilidad. Perdió dos partidas en el Magistral de Noruega y las dos tuvieron su impacto: una frente al polaco Jan Krzysztof Duda, la primera después de su espectacular serie de 125 partidas invicto; otra, en la última rueda frente a Aronian, que aunque sin consecuencias en la tabla final de posiciones, significó su primera derrota con piezas blancas luego de tres años. Tal vez hayan sido un consuelo para Carlsen los casi 64.000 euros del primer premio.

Hace una semana, Duda obtuvo el triunfo de su vida al vencer a Carlsen, quien hacía 125 partidas que se mantenía invicto. Se registraron notables rachas invictas en el pasado: el mítico Misha Tal, que paradójicamente fue el jugador de ataque por excelencia, estuvo una vez 95 partidas sin perder. Recientemente el chino Ding Liren alcanzó las 100 partidas. Pero las 125 de Carlsen representaron un récord histórico que parece difícil de superar. Es probable que Carlsen se confiara excesivamente y se sintiera invencible; ya otras veces había arriesgado en demasía ante rivales inferiores en busca de la victoria y había conseguido su objetivo. Pero esta vez el polaco jugó bien y no se dejó amilanar.

Quién sí salió fortalecido del torneo fue Alireza Firoudza, que con sólo 17 años obtuvo el segundo lugar y disputó el primero con Carlsen durante el desarrollo del mismo. Sus dos derrotas con el N° 1 pueden ser consideradas accidentales y resultado de los nervios juveniles; en sendas posiciones de tablas, una la perdió por tiempo y la otra merced a un error de bulto cuando ya había sorteado los mayores peligros. Es unánime la opinión de los expertos sobre que el joven iraní será el principal rival del campeón, de aquí a pocos años.

La FIDE vuelve a aplazar el Torneo de Candidatos que iba a reiniciarse el 1 de noviembre en Rusia por motivo de la pandemia. Se estima que se reanudará en marzo. Recordemos que de este torneo saldrá el próximo rival de Carlsen por el Campeonato Mundial, y que al momento de su detención, a la mitad de su desarrollo, estaba liderado por el ruso Nepomniachtchi y el francés Vachier Lagrave, ninguno de los cuales representa una amenaza seria para el noruego a día de hoy.