Magia suiza: el tiro de Federer que dejó con la boca abierta a Berdych

Por Federico E.

Increíble, espectacular, imposible, hilarante, marciano, mágico, cualquier adjetivo se queda corto para describir el impresionante drop shot de Roger Federer en el estadio principal de este Masters 1000 de Miami, que ve al suizo acercarse otra vez a ese lugar que le resulta tan familiar: una semifinal.

Enfrente está Tomas Berdych, un checo de casi 2 metros de altura al que nadie puede sacar de los 30 primeros del ranking desde hace casi 12 años. Su reacción lo dice todo; es una mezcla de asombro e impotencia ante tal despliegue de magia suiza.


Lo que hace Federer no es normal. Si bien el resultado final es una dejada bastante alta, algo contra-intuitivo si se quiere ganar el punto con un drop shot, Federer ejecuta el golpe con tal rapidez y soltura que da a entender que lo que va a salir de sus cuerdas es un revés largo con slice y no una cortada magistral que está cerca de volver a su campo luego del pique.

El regreso de Federer tampoco es normal. Luego de 6 meses fuera de las canchas por una lesión en su rodilla, el suizo volvió recargado y se llevó el primer Grand Slam del año: el Abierto de Australia. Fue su título de Grand Slam número 18. Y, como para no dejar dudas, quien suele llevar la etiqueta de mejor jugador de todos los tiempos le arrebató hace casi dos semanas la final del Abierto BNP Paribas de Indian Wells (otro torneo de la serie Masters 1000) a su compatriota y actual número 3 del mundo, Stan Wawrinka. Fue un 6-4, 7-5 de un tenis sensacional que dejó al menor de los suizos con lágrimas de impotencia en los ojos. Pero quizás lo más sorprendente de su regreso sea la nueva versión de este tenista de 35 años y 90 títulos de ATP a cuestas. Se trata de un Federer más económico, mucho más práctico y veloz a la hora de resolver los puntos. Su nueva forma de jugar ha sido comparada con el ping-pong, ya que se ha enfocado en golpear la pelota un poco antes, casi de sobrepique, para de esta manera restarle tiempo a sus rivales. Esta estrategia le ha dado muy buenos resultados en lo que va del año y ha sido especialmente efectiva ante Rafael Nadal, a quien venció en Australia e Indian Wells.

Roger Federer / Foto: AP

Luego de su victoria ante Berdych por 6-2, 3-6 y 7-6 por los cuartos de final, hoy Federer tendrá enfrente a Nick Kyrgios por un lugar en la final del torneo, instancia en la que enfrentaría al vencedor del duelo entre Fabio Fognini  y Rafael Nadal (5to preclasificado). El mundo del tenis delira con la idea del encuentro número 37 de estos dos gigantes del tenis moderno. ¿Se hará realidad este sueño en Miami? Todo es posible dentro del mundo mágico de Roger Federer.