Laso: "No nos podemos permitir jugar a tirones"

Agencia EFE

Madrid, 6 nov (EFE).- Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, puso el acento en el nivel de juego de su equipo, para poder tener opciones de ganar en Belgrado, ante el Estrella Roja en la Euroliga de baloncesto, y afirmó que no podían permitirse "jugar a tirones".

"No me preocupa el pabellón, sino el hecho de que estemos bien. Sin jugar bien no se puede ganar en Euroliga. Estamos obligados a jugar mejor de lo que lo hemos hecho en partidos anteriores fuera de casa. No nos podemos permitir jugar a tirones", dijo Laso.

El técnico informó de que no tienen "ninguna lesión de gravedad" y de que viajarán los mismo 13 jugadores de la última semana. Es decir, se quedan en Madrid los lesionados Felipe Reyes y Salah Mejri y Trey Thompkins, que sigue sin ser convocado.

Laso hizo el habitual análisis del rival. "Es un equipo muy exigente físicamente, ponen mucha presión al balón y sus jugadores son muy agresivos. Tienen buenos postes con Kuzmic, Gist y Ojo y luego tienen muchos jugadores versátiles en las posiciones de 2-3 y 4 con amenaza exterior. Creo que es un equipo completo que además está compitiendo muy bien", aseguró.

La ampliación a la ausencia de Thompkins se está convirtiendo en algo habitual. "No está preparado para jugar y los demás lo están haciendo bien. Le falta lo que estoy viendo en otros jugadores, no puedo decir mucho más. Cómo tengo que decidir quien juega pongo a los que creo que están mejor", indicó Laso.

Ganar en Vitoria al Baskonia, en Liga Endesa, puede ser un refuerzo moral para el equipo. "El partido de Vitoria me sorprendió para bien por nosotros y por el Baskonia. Fue un partido con un nivel muy alto, después de jugar 5 partidos en 10 días. Estuvimos concentrados, con acierto. Tuvimos más minutos buenos y algunos malos por el crecimiento de ellos. Ganar en el último segundo en Vitoria también da confianza, de que el trabajo anterior ha sido bueno", explicó.

La Euroliga parece más competitiva que nunca y ganar fuera de casa está cada vez más caro. "La competición es muy exigente, venimos de un año de Mundial con muchos jugadores que han enlazado y cuesta un poco coger el ritmo de la competición, en una temporada en la que los equipos están muy igualados. Ejemplo, el Asvel que por novato podría parecer de los más débiles ha ganado todo en casa", subrayó.

La última vez que el Madrid jugó en el Stark Arena ganó su Décima Copa de Europa. "Nos acordaremos de la Décima, seguro, pero tendremos también mucho trabajo como para no pensar mucho en lo pasado", declaró.

Será también el reencuentro con Ognjen Kuzmic, los dos últimos años jugador madridista. "Kuzmic, es casi un tema personal. Un chaval que aquí tenemos muy buena impresión de él y que tuvo malísima suerte estos dos años con nosotros por las lesiones, si a eso le unes a lo que le pasó este verano (un accidente de tráfico), me alegro mucho por él y le deseo la mejor de las suerte a partir de nuestro partido", comentó.

Otro nombre propio es el de Usman Garuba que cada partido va a más pese a su juventud (hasta el mes de marzo no cumplirá 18 años).

"No me sorprende porque le llevo viendo mucho tiempo y tengo confianza porque se lo que puede hacer. Lo que creo es que tiene ese algo especial que tienen los grandes jugadores. Los grandes jugadores saben amoldar su juego a la exigencia. Estamos contentos con su actitud y trabajo y sería estúpido si pensara que ya lo tiene todo hecho porque su margen de mejora es amplísimo", concluyó Pablo Laso.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación