De Madrid al cielo de la NBA

Agencia EFE
·5  min de lectura

Madrid, 13 abr (EFE).- El argentino Gabriel Deck se convirtió esta madrugada en el decimotercer jugador que pasa del Real Madrid a cumplir el sueño de jugar en la NBA, en un camino que inició el estadounidense Wayne Hightower en 1962 y en el que el pionero de nacionalidad española fue Fernando Martín en 1986.

El alero de 26 años ha sido el último en dar el salto a la liga norteamericana, poniendo rumbo a Oklahoma City Thunder en un movimiento sorprendente por la altura de temporada en la que vivimos. En Europa, entrando en la fase decisiva por los títulos de Euroliga -sin poder inscribir a nuevos jugadores- y de la Liga Endesa, y en la NBA porque solo resta un mes de competición.

A pesar de ello, Deck cobrará íntegramente su contrato correspondiente a la presente campaña, que, según informó el periodista de la ESPN Adrian Wojnarowski, será de 14,5 millones por cuatro años.

La NBA cuenta con un límite y un suelo salariales que todas las franquicias han de gastar en una temporada, por ello, al aterrizar en un equipo en reconstrucción como los Thunder, el argentino ayudará a superar dicho suelo y cumplir con la normativa, a la vez que los de Oklahoma evalúan de cerca a un jugador que ya había sonado para la NBA.

Un desembarco en la liga estadounidense a través del Real Madrid que inauguró Wayne Hightower, quien abandonó Estados Unidos en su etapa formativa recalando en el conjunto blanco por una campaña, en la que ganaron el título de Liga y fueron finalistas de la Copa de Europa. Su desempeño le hizo ganarse un contrato en 1962 en los San Francisco Warriors en los que jugaba la leyenda Wilt Chamberlain, el jugador que metió 100 puntos en un partido.

Tuvieron que pasar 24 años hasta que otro jugador del Real Madrid hiciese las maletas rumbo a la NBA. Fernando Martín fue el primer español en cruzar el charco en 1986 rumbo a Porltand Trail Blazers, aunque las lesiones le impidieron jugar con regularidad. Disputó 24 encuentros en su única temporada en Oregón.

A la misma franquicia, dos años más tarde, llegó Drazen Petrovic, aunque se le recuerde por su gran nivel en los New Jersey Nets de 1991 hasta su fallecimiento en un accidente de tráfico en 1993. Los Nets retiraron su camiseta con el '3' y fue incluido en el Salón de la Fama de la NBA.

En 1991, dos jugadores cambiaron el Real Madrid por la NBA. El venezolano Carl Herrera, a los Houston Rockets con los que ganó dos anillos de campeón, y el estadounidense Stanley Roberts, quien fichó por Orlando Magic. Cuatro temporadas más tarde, el lituano Arvydas Sabonis amplió la relación del conjunto blanco con Portland Trail Blazers, donde maravilló por su movilidad y su visión de juego.

Ya en el Siglo XXI, Raúl López dejó la capital de España para jugar en Utah Jazz. Antes de debutar, se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, una lesión que se repitió en verano en un partido con la selección. Se recuperó y cuando empezaba a coger ritmo, volvió a lesionarse en la rodilla izquierda y decidió volver a Europa.

Pasaron 14 años hasta que otro jugador del Real Madrid, ahora en el eterno rival, el Barcelona, hiciera las maletas a la NBA. El internacional con España y nacido en Montenegro Nikola Mirotic decidió fichar por Chicago Bulls en 2014. Cinco años en los que pasó por las filas de New Orleans Pelicans y Milwaukee Bucks antes de regresar a la Liga Endesa.

En 2016, el conjunto de Pablo Laso sufrió dos salidas rumbo a Estados Unidos. Sergio Rodríguez volvía en una segunda etapa, para disputar una temporada en Philadelphia 76ers, mientras que Willy Hernangómez se decidió a dar el salto rumbo a una franquicia histórica como los New York Knicks. El pívot vive su quinto año, ahora en los Pelicans, sin lograr asentarse en la rotación.

Dos temporadas más tarde, el esloveno Luka Doncic dio un paso más en su carrera a los 19 años después de ganarlo todo en Europa y recaló en Dallas Mavericks, previo traspaso con Atlanta Hawks, franquicia que le eligió en el número 3 del 'draft'. Talento precoz, está cumpliendo con las expectativas y a sus 22 años ya ha sido dos veces elegido para el partido de las estrellas y, según la clasificación que actualiza la propia NBA cada semana, está entre los cinco principales candidatos a llevarse el premio a jugador más valorado de la presente temporada.

Los últimos nombres en pasar de Madrid al cielo de la NBA tienen acento argentino. Facu Campazzo llegó a Denver Nuggets el pasado 1 de diciembre para cumplir su "sueño". Tras un inicio complicado por la adaptación, su entrega, capacidad defensiva y fiabilidad en el tiro le han hecho un fijo en los planes de su técnico Mike Malone en un equipo que, a la espera de conocer el alcance de la lesión de rodilla de su estrella Jamal Murray, son candidatos a hacerse con el título.

Y el último caso ha sido el de Gabriel Deck. Su marcha se conoció después de que el Real Madrid certificase su clasificación para los 'playoffs' de la Euroliga y se hizo oficial en la madrugada del lunes al martes. Llega a una franquicia como los Thunder en una profunda reconstrucción, apostando por el talento joven y con hasta 17 selecciones de primera ronda del 'draft' en los próximos siete años, en la que tendrá minutos para demostrar su valía. Su debut ha de esperar a que obtenga el visado.

Esta lista podría ampliarse el próximo 21 de julio, ya que la última perla de la cantera madridista, Usman Garuba, tiene muchas papeletas de ser elegido, según establecen las predicciones estadounidenses, entre las primeras 20 posiciones del 'draft'.

Óscar Maya Belchi

(c) Agencia EFE