"Ya no es el mismo": niño agredido salvajemente por otro estudiante en la escuela sufrió daño cerebral

Yahoo Noticias

La demanda que una madre interpuso contra un distrito escolar de Los Ángeles es un terrible ejemplo de la gravedad del acoso escolar, que con frecuencia no recibe la atención necesaria de las autoridades escolares para evitar esos incidentes de gran rudeza y mitigar en general el problema.

La madre, que solo ha sido ha sido identificada como Sarah, afirma en su demanda que, en 2018, su hijo de entonces 12 años y estudiante de sexto grado de primaria en la escuela Ánimo Westside Charter fue atacado brutalmente por un estudiante de 14 años. Eso le provocó a la víctima daño cerebral permanente y lesiones en la columna vertebral, de acuerdo a la televisora NBC News.

“El niño que yo dejé a las 7:30 esa mañana ya no es el mismo”, se lamentó la madre, de acuerdo a la televisora CBS News.

Un niño de 12 años es agredido por un estudiante mayor en la escuela Ánimo Westside Charter en el área de Los Ángeles, California. Allí, nadie hizo nada para frenar ese ataque ni se le dio atención rápida al menor afectado, que acabó con daño cerebral. La madre de la víctima ha demandado a la escuela. (Captura de video / Video de seguridad de Ánimo Westside Charter Middle School difundido por televisoras)
Un niño de 12 años es agredido por un estudiante mayor en la escuela Ánimo Westside Charter en el área de Los Ángeles, California. Allí, nadie hizo nada para frenar ese ataque ni se le dio atención rápida al menor afectado, que acabó con daño cerebral. La madre de la víctima ha demandado a la escuela. (Captura de video / Video de seguridad de Ánimo Westside Charter Middle School difundido por televisoras)

En la demanda presentada ante la Corte Superior de Los Ángeles se añade que el menor agresor tenía un historial de violencia en contra de otros estudiantes y que la citada escuela, pese a que ese adolescente ya había protagonizado un incidente antes de agredir al hijo de la demandante, no hizo lo apropiado para frenar esa violencia.

Incluso, en un video captado por cámaras de la citada escuela, se registró el ataque sufrido por el menor: un estudiante baja del autobús escolar y es golpeado y estrangulado por un alumno de mayor tamaño, sin que nadie hiciese nada para frenar la agresión. Un empleado de la escuela incluso se ve pasar por el lugar en el momento del ataque, pero no hace nada al respecto.

Fue el propio agresor el que, quizá temeroso de lo que le propinó a su víctima, llevó al chico a un bebedero de agua.

Y aunque luego el chico agredido fue conducido a una oficina por personal de la escuela, de acuerdo a la televisora CBS News no se le habría dado la atención adecuada ni se llamó oportunamente asistencia médica ni al teléfono de emergencia 911 o a la policía.

En otro video tomado dentro de la escuela, inclusive, se ve al estudiante tirado en el suelo sufriendo movimientos que podrían, de acuerdo a la citada televisora, ser convulsiones. Y se menciona que el menor habría perdido el conocimiento en dos ocasiones.

Pero no se llamó por ayuda sino hasta que la madre llegó a la escuela, 30 minutos después del incidente y, de acuerdo al periódico USA Today, cuando ella arribó nadie le explicó qué le había pasado a su hijo y que tuvo que preguntarle a otros estudiantes para enterarse ello.

“El personal [de esa escuela] hizo todo mal, en cada paso, y mostró un cruel desinterés por la vida y el bienestar” del niño agredido, dijo el abogado de Sarah.

La Ánimo Westside Charter Middle School en Playa del Rey área de Los Ángeles, California. (AP Photo/Reed Saxon)
La Ánimo Westside Charter Middle School en Playa del Rey área de Los Ángeles, California. (AP Photo/Reed Saxon)

Las lesiones sufridas le provocaron al estudiante, de acuerdo a la demanda, daño cerebral permanente, lesiones en la columna y desorden del sueño por estrés post traumático. Por añadidura, se quejó Sarah ante CBS News, la escuela no le ha dado siquiera una disculpa y el estudiante agresor no fue expulsado.

Así, ella ha demandado a la escuela, y al Green Dot Public School District que la opera, por cargos de negligencia y de provocar sufrimiento emocional, de acuerdo a NBC News. Y aunque no planea acusar directamente al menor agresor, sí pide que sea expulsado de esa escuela.

En un comunicado, Green Dot Public School District señaló que no ha sido notificado de esa demanda y que en sus escuelas se toma “en serio la seguridad de todos nuestros estudiantes y rápidamente atendemos el bullying de todo tipo en nuestros planteles”.

No se ha especificado qué clase de compensación de los daños sufridos se busca con la demanda, pero Sarah ha dicho, según CBS News, que busca que en esa escuela se rindan cuentas por lo que le pasó a su hijo: “nadie va a pretender que él es invisible”.

La citada televisora señaló que, de acuerdo al abogado de Sarah, su objetivo es que el caso llegue a un juicio con jurado, aunque el proceso apenas comienza.

Qué leer a continuación