Macron y Le Pen intercambian ataques en ceremonias por Día del Trabajador

Por Michael Rose y Ingrid Melander
Los candidatos a la presidencia de Francia, el centrista Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen, intercambiaron ataques el lunes en las ceremonias por el Día del Trabajador en París, a menos de una semana de la segunda vuelta de las elecciones más cruciales que ha tenido el país en décadas. En la foto, una mujer pasa por delante de los carteles de Emmanuel Macron y Marine Le Pen en París el 28 de abril de 2017. REUTERS/Gonzalo Fuentes

Por Michael Rose y Ingrid Melander

PARÍS (Reuters) - Los candidatos a la presidencia de Francia, el centrista Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen, intercambiaron ataques el lunes en las ceremonias por el Día del Trabajador en París, a menos de una semana de la segunda vuelta de las elecciones más cruciales que ha tenido el país en décadas.

Macron calificó a Le Pen, la candidata del Frente Nacional (FN) como una extremista. Por su parte, ella dijo que el centrista era un clon del impopular presidente actual, el socialista François Hollande, bajo cuyo mandato Macron fue ministro de Economía entre 2014 y 2016.

Los últimos sondeos de opinión muestran que Macron tiene un 61 por ciento de las preferencias para las elecciones del próximo domingo, contra el 39 por ciento para Le Pen.

El domingo 7 de mayo, los franceses tendrán que elegir entre la visión de Macron de una integración más estrecha con una Unión Europea modernizada y la visión de Le Pen, que busca reducir la inmigración y sacar al país del euro.

"Pelearé hasta el último segundo, no sólo contra su programa sino también contra su idea de lo que constituye la democracia y la República Francesa", declaró Macron, un independiente apoyado por el partido ¡En Marcha!, que fundó él mismo hace un año.

Macron hizo estas declaraciones tras rendir tributo a un joven marroquí que se ahogó en el río Sena hace 22 años tras ser arrojado a las aguas por "cabezas rapadas" durante un acto por el 1 de mayo del FN, entonces encabezado por Jean-Marie Le Pen, padre de Marine.

Por su parte, en un acto de campaña en Villepinte, un suburbio al norte de París, Marine Le Pen dijo que "Emmanuel Macron es sólo François Hollande, quien quiere quedarse y quien está aferrado al poder como un percebe".

Le Pen y Macron captaron apenas un 45 por ciento de los votos en la primera ronda del 23 de abril, en la que los otros nueve candidatos quedaron eliminados. Se especula que en los comicios de este domingo, una alta abstención podría jugar a favor de Le Pen, cuyos votantes normalmente dicen en las encuestas que están firmemente comprometidos con su candidata.