Mac Allister y su versión más efectiva trazan el camino de Argentina a Tokio

Agencia EFE
EFE

Bucaramanga (Colombia), 6 feb (EFE).- A Alexis Mac Allister la confianza se la dieron Gustavo Alfaro en Boca Juniors y Fernando Batista en la sub'23 de Argentina. Con el Xeneize tuvo un segundo semestre de 2019 destacado, pero con la Albiceleste salió a flote su versión más efectiva, la que trazó el camino a Tokio 2020 en el Preolímpico de Colombia.

De 21 años y hábil con la derecha, el hijo del exfutbolista Carlos Mac Allister desplegó todo su talento en un campeonato en el que ha anotado cuatro veces y sirvió una asistencia.

La cereza del pastel fue el partido de la segunda fecha contra Colombia, que su equipo ganó por 2-1 y supuso la clasificación a los Juegos Olímpicos.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

El argentino -que tras el Preolímpico es esperado por el Brighton, equipo inglés que compró su pase hace un año- brilló desde el primer día, precisamente contra la selección anfitriona en el estadio Hernán Ramírez Villegas, de Pereira.

Primero hizo un gol con un fortísimo remate rastrero que ingresó al fondo de la red con la complicidad del portero Esteban Ruiz y luego habilitó con un taconazo al delantero Adolfo Gaich, del San Lorenzo de Almagro, quien se convirtió en su principal socio en el campeonato.

Sin embargo, ese día fue expulsado por doble amonestación y su equipo lo echó de menos en el siguiente partido, que Argentina ganó por 0-2 a Chile gracias a las numerosas atajadas del portero Facundo Cambeses.

Su regreso fue por la puerta grande: Ecuador, otra vez el estadio Hernán Ramírez Villegas, y un gol a los 12 minutos en una pared con su cómplice, el inteligente Gaich. En la cuarta jornada 'el Bocha' le dio descanso, pensando ya en el cuadrangular final.

Y es que durante el torneo el futuro del futbolista se desveló. Pese a que su préstamo en Boca Juniors estaba vigente, el Brigthon decidió resarcir al club argentino para tener a su nueva joya lo más pronto posible, algo que causó ruido en su ambiente más cercano.

No obstante, el centrocampista tiene claro en dónde está: "Trato de estar enfocado en el presente, como lo hice siempre. Soy consciente de todo lo que se habló. Me parece que ya aclaré las cosas. Lo mejor es estar pensando en este torneo".

"Estoy contento, agradecido con mis compañeros y el cuerpo técnico. Me dan una confianza muy grande. Eso a mí me ayuda. Hay que seguir trabajando, todavía no logramos nada", dijo Mac Allister.

Eso lo reflejó en la cancha del estadio Alfonso López, de Bucaramanga, el lunes pasado. Ese día anotó dos de los tres goles con los que Argentina se impuso a Uruguay y escaló al primer lugar de la tabla de artilleros, en la que superó al colombiano Jorge Carrascal (tres dianas).

Pese a que no tuvo el papel principal en el juego definitivo contra la selección colombiana, Mac Allister hizo un buen partido y redondeó un torneo de ensueño, que ya le dio un impulso irreversible a su carrera que deberá aprovechar en la mayor vitrina del mundo: la Liga Premier.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación