Márquez reconoce que la posibilidad de "parar" es una "realidad"

·3  min de lectura

Scarperia (Italia), 28 may (EFE).- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) no termina de encontrarse bien físicamente y reconoció este viernes que la posibilidad de bajarse de la moto en el Gran Premio de Italia de MotoGP de este fin de semana es "una realidad".

"Lo dije ayer con la boca pequeña, pero lo ha dicho hoy Alberto -Puig- y es una realidad, pues ahora estamos priorizando otra cosa y sabemos que correr y coger cinco puntos, diez siendo muy optimistas, no va a cambiar nuestro resultado a final de año", señaló el piloto de Repsol Honda.

"A final de año nosotros, en HRC (Honda Racing Corporation) nos da lo mismo quedar terceros, quintos, sextos o décimos en el campeonato, si no se gana es un mal año, así que este es un año de transición en el que tengo que ser consciente de donde vengo y donde estoy; por ejemplo, en Le Mans con el tiempo y todo eso me olvide un poco y acabó en caída, cosa que tenemos que intentar evitar", explicó Marc Márquez.

"Este es un circuito en el que he sufrido en el FP1, en el FP2, he dado muy pocas vueltas rápidas, simplemente me ponían un ritmo para hacerlo un poco como en un test, ya lo dije ayer que iba a ser como un test público, no es privado, porque tengo que hacerlo en carrera, pero es la única manera que tengo de dar vueltas encima de una moto y bueno, un jugador de fútbol puede dar golpes con un balón y correr en césped natural, pero nosotros no, ya que si quieres readaptarte a la competición tienes que hacerlo encima de la moto, expuesto a cámaras y esto es lo que estamos haciendo", añadió el líder del equipo Repsol Honda.

"La Honda es una moto crítica y para llegar al límite necesitas tener caídas y estas caídas te restan confianza, y más ahora con el estado en el que me encuentro actualmente restan un poco más de confianza y lo que me está pasando en mi lado del box es que no estoy pilotando al ciento por ciento", destacó.

"Sí que es verdad que estamos teniendo algunos problemas de tracción pero esto, por ejemplo en 2019, ya lo tenía un poco, pero bueno, son cosas que cuando el piloto no tiene la capacidad de adaptarse a esos problemas pues se notan más en pista y también en los resultados consecuentemente", comentó Marc Márquez.

El piloto de Repsol Honda dijo no saber qué están empleado el resto de pilotos de su marca ya que debido a su estado actual el utiliza la de 2019 con algunas evoluciones. "Poco a poco, cuando me encuentre mejor físicamente, iré introduciendo las nuevas cosas del año pasado", explicó.

"Hemos decidido empezar donde lo dejamos y, poco a poco, cuando me encuentre bien físicamente y pueda pilotar bien, ir probando todas las cosas nuevas para ver si damos pasos hacia adelante, es la única manera de entender si vamos por la buena dirección o no en mi estilo de pilotaje", dijo el ocho veces campeón del mundo de la escudería Repsol Honda.

(c) Agencia EFE