La Máquina gana el título sin Billy Álvarez

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 31 (EL UNIVERSAL).- El Cruz Azul festejó el campeonato de la "Novena" ante un Estadio Azteca con su gente… pero sin Guillermo Álvarez Cuevas.

El expresidente del club se encuentra desaparecido, sin rastro alguno, mientras autoridades del país investigan manejos irregulares cuando fue director general de La Cooperativa. En su lugar estuvo Álvaro Dávila, como presidente ejecutivo del club, y Jaime Ordiales, director deportivo; mientras que los representantes de la Cementera son José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez, presidentes de los Consejos de Administración y Vigilancia.

Sin rastros de don Billy.

La última aparición pública de Álvarez Cuevas –semanas después de que se revelara la investigación por parte de la Unidad de Investigación Financiera (UIF)– fue el 22 de julio de 2020, cuando presentó el uniforme celeste, mismo con el que este domingo por la noche el Cruz Azul alzó el título del Guardianes 2021.

Se desconoce el paradero del ejecutivo, quien ha sido requerido a declarar sobre sus manejos cuando estaba al frente de La Cooperativa, incluso, la empresa está dividida, aunque ya no existen socios que "apoyen" a Billy, sino que no están de acuerdo con la administración de Marín y Velázquez.

Fue en octubre de 2020 cuando se oficializó su salida de la Cruz Azul, tras 32 años al frente de la misma, un lapso en el cual solo se coronó en el Invierno 1997 –aunque era diputado y no se presentó al estadio León– y perdió seis finales como presidente del club de la Liga MX.

La gloria para este certamen se quedó en Dávila, Ordiales y los nuevos "jefes" de las oficinas ubicadas en Gran Sur.