Máquina en aprietos; recibe al Atlas

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, enero 11 (EL UNIVERSAL).- Tal vez no sea tan mala noticia que Cruz Azul haya tenido pocos movimientos de cara al Clausura 2020. Pero la exigencia para La Máquina es grande y que no haga ruido en cuanto a contrataciones, si suena raro cuando se trata de los cementeros.

Si algo no debe preocupar al técnico Dante Siboldi es el asunto de la portería, a donde llegó la "joya" del futbol mexicano en esa posición: Sebastián Jurado.

El extiburón será el reemplazo natural de Jesús Corona a corto plazo, pero por ahora, tendrá que ganarse una mejor oportunidad en la Copa MX. De ahí en fuera, hay poco que presumir. La base es la misma y esa deberá ser la fortaleza celeste.

Pablo Cepellini es la única incorporación a la ofensiva hasta el momento. Y el uruguayo, sin hacer mucho ruido, tuvo una buena pretemporada, al menos logró anotar y eso le dará confianza para ayudar a la escuadra de Siboldi en el arranque.

Sin embargo, las malas noticias alcanzaron al equipo en la semana previa al arranque de la Liga, cuando su delantero titular, Milton Caraglio, se fracturó quedando fuera de circulación por al menos seis semanas.

Las alarmas se encendieron y el precio del africano Aké Loba se fue por las nubes. Era el principal objetivo de Jaime Ordiales, nuevo director deportivo de los cementeros, quien ya no tuvo tiempo para traer a nadie en estos días.

Ante la ausencia de un ariete de peso, el "chamaco" Santiago Giménez saltará como titular este sábado contra los rojinegros del Atlas. Tal vez, sin querer, Cruz Azul encontró la solución para meter goles en casa.

A su lado, jugadores como Jonathan Rodríguez, Orbelín Pineda, Elías Hernández y Roberto Alvarado, deben dar un extra para que La Máquina pueda pitar fuerte en la competencia.

Qué leer a continuación