Luis Zubeldía: cuando el DT modifica el juego escuchando a sus jugadores

Christian Leblebidjian
lanacion.com

Luis Zubeldía, con Vera y Di Plácido; el DT potenció el funcionamiento de Lanús en la Superliga

La situación era compleja cuando Luis Zubeldía decidió regresar a Lanús. El equipo andaba mal, la proyección no era buena y la reactivación no arrancó de un día para el otro, llevó su proceso. Pero el DT lo puso de pie al Granate recurriendo a las inferiores (Valenti -20 años-, Belmonte -21-, De la Vega -18-, Vera -22-, Lodico -21-, Bernabei -19-, Moreno -25-) y potenciando a otros jugadores como Carlos Auzqui, autor de cuatro goles en la Superliga, y Di Plácido, figura en el último éxito ante Racing.

Muchas veces se dice que para un entrenador es más fácil dirigir a juveniles porque asimilan todo mucho más rápido y sin cuestionar tanto la línea que se baja. Con futbolistas más experimentados la ecuación puede terminar igual de eficaz, aunque el convencimiento puede encontrar más escollos. Lo cierto es que, tanto en un caso como en el otro, es clave para un DT saber escuchar. Y muchas veces los mensajes pueden llegar de manera directa o mediante un integrante del cuerpo técnico, un psicólogo deportivo, un compañero del plantel o. hasta de una entrevista a un medio periodístico.

Zubeldía contó este viernes en una charla con radio La Red que le modificó el puesto a Marcelino Moreno después de escucharlo en una nota diciendo que en inferiores jugaba de doble 5. A él, en persona, le había dicho que era mediapunta. Y hasta ese momento, el DT entendía que su mejor versión iba "por afuera" en el esquema 4-3-3. Lo empezó a ubicar por el centro, donde encontró muy buenos rendimientos: "Lo escuché en un reportaje. Entonces me pregunté: 'por qué lo ponemos por la raya?'. Si ajusta la toma de decisiones, será un jugador extraordinario".

No fue el único caso en el que Zubeldía modificó una idea tras escuchar a un jugador. También pasó con Leonel Di Plácido. En este caso no se trató de un cambio de puesto, sino de un retoque en los movimientos del lateral derecho. "Di Plácido me comentó que le gustaba cuando el wing le liberaba la raya, así podía ir por afuera, porque atacando por adentro no estaba cómodo. Ahora es más normal que se hagan trabajos para que los laterales generen superioridad numérica por dentro también, pero él no se sentía cómodo así, me dijo que si trabajábamos para ir por afuera iba a explotar mejor sus características.

Entonces hablé con el wing para que le dejara la banda. Y a partir de ahí empezó a tener un muy buen nivel", reconoció Zubeldía. Y agregó en cuanto a su forma de trabajar: "El director técnico tiene que acompañar las virtudes de cada jugador. Si yo pienso un movimiento que es compatible con los jugadores, bárbaro. Sino, ahí es donde tengo el desafío con cada uno".

El DT parece inflexible en la no cesión de Lautaro Valenti a la selección Sub 23 para jugar el Preolímpico. Se puede o no estar de acuerdo con su decisión, pero en este caso también tuvo una charla con el central y consensuaron darle prioridad a la Superliga. El jugador, afianzado en la primera, está a siete partidos de poder ser campeón. Zubeldía, teniendo en cuenta además que él fue un producto Pekerman, de aquellos años gloriosos de selecciones juveniles con José, y que también se formó como director técnico en las inferiores granates, no tomó la decisión de manera unilateral.

Qué leer a continuación