Luis Suárez: así se quebró y lloró tras ser campeón con Atlético de Madrid

·2  min de lectura
Luis Suárez en una videollamada con su familia, luego de salir campeones de La Liga de España; emoción pura y revancha para el delantero uruguayo
Captura

Luis Suárez dejó Barcelona la temporada pasada en silencio, cabizbajo. Una salida tan injusta como inesperada; desde el lado de los dirigentes blaugranas, pareció como si no hubiese sido suficiente la enorme cantidad de goles que aportó el atacante celeste al conjunto culé durante su trayectoria allí. Fueron nada menos que 198 tantos en 283 partidos, con 97 asistencias, y una asistencia perfecta con Lionel Messi.

Liga de España: el Atlético de Madrid del Cholo Simeone grita campeón ante los gigantes

Sucedió que el delantero charrúa fue transferido a Atlético de Madrid en esta temporada y, al final, más allá del sinsabor de aquel adiós sorpresivo con Barcelona, resultó un factor clave en este campeonato. Hubo sufrimiento e incertidumbre, sentimientos que quedaron patentados después del triunfo por 2 a 1 sobre Valladolid. Y allí estaba, como si hiciera una catarsis: sentado sobre el césped del estadio José Zorrilla y llorando desconsoladamente, mientras que miraba su celular en contacto con su familia.

Luego, se quebró en la entrevista con la transmisión oficial de la Liga: “Es difícil la situación que le tocó vivir a uno, de la forma en la que me menospreciaron y el Atlético me abrió las puertas para demostrar que estoy vigente. Por eso estaré siempre agradecido a este grandísimo club, por confiar en mí. Mucha gente ha sufrido conmigo. Mi mujer, mis hijos, el día a día, llevo muchos años en el fútbol y es el año que más han sufrido por todo. Por eso mi entrega en cada partido”, contó Suárez, sin poder contener las lágrimas.

“El Atlético hizo un grandísimo año, a pesar de las dificultades que tuvimos en momentos de La Liga. Fuimos los más regulares y somos justos campeones”, agregó Lucho, que habló de las complicaciones durante el campeonato: “No era normal la primera vuelta que hicimos y tampoco fue normal el bache de partidos en los que no tuvimos la eficacia que estábamos teniendo”. Y para revalidar esa inolvidable sociedad en Barcelona, subrayó: “Messi estará contento porque somos amigos”.