Luis Romo se encontró con Aké Loba antes de reportar con Cruz Azul

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, enero 2 (EL UNIVERSAL).- Luis Romo ya está en la Ciudad de México. Está ansioso por enfundarse con la piel celeste que vistió cuando tenía 15 años.

Pero el destino lo llevó a seguir su sueño lejos, con el Querétaro, donde se formó en las juveniles y en julio de 2018 debutó en Primera División. Después, su buen desempeño en la defensa y en la media de los Gallos le fue reconocido con el gafete de capitán.

Aunque no dio declaraciones -hasta su presentación oficial con los medios-, el mexicano de 24 años de edad y recientemente seleccionado nacional se mostró contento.

Incluso, poco después de llegar al hotel donde suele concentrar el conjunto cementero, se encontró con un conocido que también se despidió de Gallos, para jugar el Clausura 2020 como celeste, Aké Loba. Sin embargo, el delantero marfileño aún no cierra su fichaje, por detalles en la negociación. Ambos jugadores se vieron y se brindaron un caluroso abrazo, con la emoción del reencuentro.

En la campaña anterior, Romo jugó 17 jornadas -todas de titular- colaboró con tres goles, mientras que el africano disputó 17 duelos - 14 de titular-, en los que marcó seis tantos.

Se espera que mañana Romo realice las pruebas médicas de rigor y el sábado, en la Noria, Cruz Azul presente a sus dos nuevos refuerzos; Sebastián Jurado y Pablo Ceppelini fueron las primeras contrataciones.

Qué leer a continuación