Luchan por engrandecer sus nombres

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 8 (EL UNIVERSAL).- Apunto de celebrar 29 años de historia, los pequeños estrellas del Consejo Mundial de Lucha Libre han sido de los pocos en la categoría mini que no han sobrexplotado sus nombres como se hace en la lucha independiente, donde existen varias versiones de un solo personaje.

Pioneros de este concepto en el CMLL, Pequeño Pierroth y Último Dragoncito consideran que el respeto a quienes les dieron la confianza de portar sus máscaras y su público ha sido fundamental para no perder el rumbo.

"Tienes que respetar tu profesión, para mí la lucha libre es toda mi vida y siempre le he guardado un gran respeto mi personaje", señaló el Pequeño Pierroth.

Del mismo modo, Último Dragoncito afirmó: "En este ambiente se puede perder el piso, a mí me pasó y mi profesor, Gran Cochisse, me dio mi jalón de orejas".

Ambos luchadores se verán las caras este viernes, en la Arena México, acompañados por Angelito y Mercurio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.