Lucas Moura pudo jugar en México... y lo batearon

Yahoo Deportes
Lucas Moura. / Foto: Getty Images
Lucas Moura. / Foto: Getty Images

Lucas Moura alcanzó el reconocimiento mundial gracias al épico encuentro entre el Ajax y el Tottenham, en una de las semifinales de la Champions League. Fue una auténtica hazaña el anotar tres goles en cancha ajena y enfrentando al mejor equipo de los Países Bajos. El jugador brasileño alcanzó nivel de héroe y con sus goles llevó a los Spurs a la gran final.

Durante la transmisión de ese partido, el comentarista de la cadena Univision, Luis Omar Tapía comentó que Moura fue ofrecido al Cruz Azul en 2012 por un promotor, pero el presidente celeste, Guillermo Álvarez lo hizo a un lado, señalando que en ese momento, el jugador sudamericano no tenía el nivel adecuado para integrarse al cuadro de la Noria.

LEER | La fórmula ganadora de Liverpool que se ha olvidado en el fútbol

Por aquellos días del supuesto ‘ofrecimiento’, Lucas jugaba para el Sao Paulo, en su natal Brasil. Su destino lo llevó a Europa y a los 20 años se enroló en las filas del PSG, club francés que pagó 43 millones de euros, la cantidad más alta pagada por un brasileño en aquel entonces. En París jugó seis temporadas, en donde alcanzó cinco ligas de Francia.

En 2018 llegó a Tottenham, contaba con 25 años de edad y buscaba un equipo en donde encontrar estabilidad. El club británico pagó casi 30 millones de euros por su fichaje.

La noche del miércoles 8 de mayo de 2019 fue la consagración definitiva del jugador.

Y no se puede culpar a la ‘mala’ visión de Guilermo Álvarez cuando rechazó la jugador. Por Cruz Azul y muchos equipos mexicanos, han desfilado miles de jugadores que no tenían nivel para jugar en ellos y no pasó nada. Sin duda Moura es un garbanzo de a libra, un jugador que quizá pudo haber destacado en el fútbol mexicano y pocos años después, emigrado a Europa, como pasa con muchas figuras. Y lo que pagó PSG en su momento por su carta, habría que preguntar al Cruz Azul si contaba con esa cantidad y fue más una razón económica y no táctica, el no haberlo contratado.

LEER | San Luis, amuleto del América para ganar campeonatos

De cualquier forma, si Guillermo Álvarez tuviera ese toque para reconocer a una figura en cuanto la ve, seguramente el verbo “cruzazulear” no existiría.

Conociendo al fútbol mexicano, quizá un jugador como Lucas Moura pueda ver sus últimas temporadas en algún club de la Liga MX y ¿por qué no? Hasta en la MLS. Mientras tanto, que goce la gloria y la final de Champions League.

Qué leer a continuación