Solo querían “zanjar” un 2020 muy duro por el COVID y estos loteros lo han hecho repartiendo 3 millones de euros

M. J. Arias
·3  min de lectura

Belinda Marqués Hevia y José Gil son los propietarios de la Administración de Lotería número no de Villaviciosa, en Asturias. Este ha sido un año muy complicado para ellos en lo personal por culpa de la crisis del coronavirus. En solo unos días tuvieron que despedirse de tres familiares. Solo querían que el año acabase. Y lo harán hecho por todo lo alto, con la mayor alegría que puede tener un lotero: repartiendo millones desde su ventanilla a sus paisanos.

Una pareja de loteros asturianos que ha repartido 3 millones de euros, solo quería "zanjar" un año muy duro por culpa del coronavirus. (Foto: REUTERS/Sergio Perez)
Una pareja de loteros asturianos que ha repartido 3 millones de euros, solo quería "zanjar" un año muy duro por culpa del coronavirus. (Foto: REUTERS/Sergio Perez)

“Estoy muy contenta. Lo necesitábamos para acabar bien un año tan duro. Estoy deseando saber a quién le ha tocado. Espero que sea alguien que lo necesitase”, declaraba a El Comercio después de conocerse la noticia de que en su Administración se había vendido uno de los cuartos premios del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad. De allí salieron 15 series del número 75.981, un premio que aseguran que está muy repartido y del que una buena parte se distribuyó desde una floristería.

Gil, por su parte, explicaba a los medios congregados a su puerta como La Voz de Asturias, que “el premio ha estado muy divido porque se han vendido, tanto participaciones a cinco euros como décimos enteros. En total hemos vendido 150 décimos. Una parte muy importante ha sido vendida por la Floristería El Campo y el resto de boletos han sido adquiridos aquí por gente de la zona”. Quienes tengan participación se llevarán 5.000 euros por cada una; mientras que quienes comprasen un décimo recibirán 20.000 euros.

En total, estos loteros han repartido 3 millones de euros. Una alegría que es ha servido para paliar hasta cierto punto el dolor por la tragedia que han vivido este año. En solo unas semanas fallecieron, víctimas del COVID la madre de Marqués, su tío y su suegra. La pena se instaló en ellos y reconocer que “lo único que queríamos era zanjar el año y acabar de una vez”. Lo harán, en unos días, con la buena noticia de haber podido llevar felicidad a muchos hogares. No es la primera vez que reparten suerte (en 2016 vendieron un segundo y un quinto), pero este año sabe de forma distinta.

Habiéndose convertido en centro de atención mediática a nivel local en las últimas horas esta lotera asturiana ha querido aprovechar para mandar un mensaje a quien quiera escucharla. “La muerte no es ninguna broma. Por eso quiero aprovechar la ocasión para animar a la gente a que tenga cuidado, que no se lo tomen a la ligera”, advertía en declaraciones recogidas por La Voz de Asturias.

Por su parte, Belén Arranz, propietaria de la floristería, explicaba tras cantarse el número cerca de las doce de la mañana que “hemos vendido 200 papeletas y 40 décimos aproximadamente. Ya llevo vendiendo el número desde el mes de octubre porque es cuando más clientes hay. Pero, nunca me imaginé que iba a tocar aquí. Estamos muy contentos y, sobre todo, por esa gente a los que les ha tocado”.

EN VÍDEO | El Gordo de Navidad deja 420 millones en Punta Umbría (Huelva) y Granada