Golden State Warriors preferían a los Clippers por la vida nocturna de Los Angeles

Club en Los Ángeles. Foto: Flickr.

Si es que es normal. Lo de Salt Lake City y estar a la vanguardia de restaurantes y clubs nocturnos como que no. Para ir de hike es una maravilla. Que si montañas que componen un relieve único con lagos exquisitos y una fauna y flora adorable, que si oxígeno puro; pero eso de pedir un whisky doble rodeado de celebridades o degustar sushi después de un partido como si estuvieras en Japón es impensable.

Eso lo saben muy bien los jugadores de Golden State Warriors, quienes preferían una serie más adecuada a su estilo de vida. A Kevin Durant le pueden los restaurantes de moda, a Andre Iguodala no hay nada que le guste más que no aburrirse y a Matt Barnes lo que más le ponen son los antros nocturnos.

“No hay comparación, en Utah no hay vida nocturna. Como jugadores quieres tener un poquito de vida nocturna aunque el enfoque sea el de ganar partidos”, afirmó Barnes cuando se enteró de que la serie de semifinales de la Conferencia Oeste sería ante Utah Jazz.

(AP Photo)

Para los jugadores de los Warriors eso de ver las horas pasar entre partido y partido sin poder entretenerse es algo que tienen muy en cuenta. El tiempo vuela en Los Ángeles y al final se suelen quedar con ganas de más. En Utah, según afirman, lo que prefieren es que se acabe su estancia para volver a casa. Tiene un lado muy injusto porque Salt Lake City está en un emplazamiento privilegiado, pero a efectos de entretenimiento, L.A. se lleva la palma.

“Te quedas en la habitación pensando en el partido cada día. En L.A. hay más opciones para cenar, tienes la playa y el sol. A los jugadores nos gustaría L.A.”, agregó Barnes.

A este paso, los Warriors la llevan clara como sigan portando la etiqueta de primeros clasificados de la temporada regular. Si Los Angeles Lakers siguen sin poder recuperarse y los Clippers continúan fallando en los momentos clave de las postemporadas tras quedar en la zona media de los que tienen derecho a playoffs, no hay muchos visos de series en L.A.

(AP Photo/Tony Avelar)

Por lo pronto, lo que les queda a los vigentes subcampeones por delante no es, ni mucho menos, lo que pretendían encontrar en la ciudad angelina. San Antonio, Houston, Toronto, Cleveland, Boston o Washington son las posibles candidatas a satisfacer sus inquietudes gastronómicas y sociales. No es Hollywood, ni la vibra sigue siendo la apropiada para unas estrellas de la NBA que prefieren el restaurante Nobu antes que el museo de Rock and Roll de Cleveland.

Así que menos vida de tendencia y ‘socialité’ y más hiking para los Warriors, que ya tendrán tiempo de darse sus baños de masas con la creme de la creme cuando acabe la temporada.

También te puede interesar: 

¿Provocaron los Boston Celtics la ducha con agua helada de los Chicago Bulls?

Steve Kerr sacrifica el éxito por culpa de un dolor insoportable

Russell Westbrook y James Harden, dos maneras de entender la carrera al MVP