Los problemas de la Premier con el Brexit

Yahoo Deportes International

El pasado miércoles cuando la primer ministra británica Theresa May activó el proceso de salida del Reino Unido de la Comunidad Europea, mejor conocido como el Brexit, los equipos de la Liga Premier temblaron.

Y no es para menos: en una cuenta regresiva de dos años, que es el plazo establecido para la salida definitiva, los equipos de la Premier podrían perder más de 100 futbolistas a manos del Brexit.

Es por eso que los 20 clubes de la liga sostuvieron una reunión para ponerse de acuerdo y solicitar una exención en cualquier norma migratoria que les impida seguir contratando a los mejores futbolistas de Europa.

Con la iniciación del Brexit, los equipos de la Liga Premier corren el riesgo de no poder reclutar a los mejores futbolistas de Europa.

Debido al contrato billonario por derechos de televisión ($2.1 billones), los clubes ingleses siempre llevan la ventaja sobre los demás equipos europeos a la hora de ofrecer mejores salarios a los jugadores por los que se interesa.

En la actualidad, todo futbolista con pasaporte europeo juega en condición de comunitario en Inglaterra, pero al efectuarse la salida de Gran Bretaña de la zona, estos pasarán a ser extra-comunitarios y deberán acogerse a un reglamento diferente.

Dicho reglamento establece que todo jugador fuera de la Unión Europea debe haber jugado con su país un mínimo de 75 por ciento de partidos competitivos nivel A (Mundial de mayores, torneo continental, Copa Confederaciones o eliminatorias de su región para clasificar a Mundial o a torneo continental), y su selección debe estar en el ranking de las 50 mejores del mundo. O en su defecto, si el jugador tiene un talento extraordinario, puede conseguir el permiso si se le paga un salario anual que esté por encima del promedio, que se encuentra alrededor de $2.2 millones.

Futbolistas de la talla de Riyad Mahrez y N’Golo Kanté pudieron llegar al fútbol inglés como jugadores comunitarios.

Bajo estos requisitos, y remontándonos al pasado más reciente, jugadores como Riyad Mahrez y N’Golo Kanté no hubieran podido llegar a la EPL, y mucho menos haber escrito aquella brillante y conmovedora historia del Leicester campeón.

“La Premier League es la mejor liga que el mundo jamás ha visto. Llega a todo el mundo y siempre está expandiéndose”, dijo uno de los directivos del West Ham, David Gold. “Es una fantástica publicidad para Gran Bretaña, para Inglaterra. ¿Por qué quisieras que eso cambiase?”.

Otro de los problemas que ha traído consigo el Brexit es la devaluación de la libra esterlina, que empezó a decaer desde el referéndum de junio del año pasado.

“Ya nos está afectando porque los jugadores ahora son más caros de comprar”, señaló Gold.

Según el New York Times, un estimado de 135 futbolistas se verían afectados por las nuevas medidas del Brexit, entre ellos los españoles Nacho Monreal, Héctor Bellerín, Jesús Navas y Ander Herrera.

Nacho Monreal y Hector Bellerín del Arsenal. Foto: Reuters

Sin embargo, la FA (ente regulador del fútbol británico) no ve con malos la restricción de jugadores foráneos ya que eso dará más oportunidades  y ayudará al desarrollo de los futbolistas locales.

Greg Dyke, ex directivo de la FA, ya lo había manifestado cuando se decretó la salida del Reino Unido de la Comunidad Europea.

“Una de mis preocupaciones en mi período como director era el declive de oportunidades para chicos en clubes grandes de llegar al primer equipo. Muy pocos lo lograban”, dijo. “Si algo pasara para que les den más oportunidades, le doy la bienvenida”.

Y por esa misma línea también se ha pronunciado el ex jugador del Arsenal y de la selección inglesa Sol Campbell.

“La Liga Premier está en peligro de volverse un ‘gratis para todos’… estamos viendo equipos llenos de jugadores mediocres de afuera, especialmente de Europa, tapando al talento inglés y británico”, escribió en una columna para el Dali Mail.

 Pep Guardiola también dio su punto de vista. “Desde el momento en que se lance el proyecto, que será en uno o dos años, ellos verán qué pasa. No sé como vaya a terminar”, dijo. “Pero si no quieren tener a gente de afuera, nos iremos. Tendrán que decidir”.

También te puede interesar:

El futuro de Ibrahimovic

Seguir o no seguir: he ahí el dilemma

La carta escondida del Chelsea