Lorenzo justifica su rendimiento y dice tener una oferta de Aprilia

Oriol Puigdemont
·2  min de lectura

El mallorquín regresó a principios de año a la marca de los diapasones, en este caso como piloto de pruebas, aunque su labor en el ámbito del desarrollo de la M1 ha sido más bien discreta, sobre todo por el impacto que ha tenido el coronavirus en la logística de la división de pruebas del fabricante japonés.

Los dos únicos test que ha llevado a cabo Lorenzo este año han sido encima de un modelo anterior, nunca del prototipo de 2020. En su último entrenamiento, en el trazado de Portimao, el tricampeón del mundo de MotoGP terminó último, a cuatro segundos del más veloz, que fue Aleix Espargaró (Aprilia).

Esta misma semana, Motorsport.com desvelaba que Yamaha está en negociaciones con Andrea Dovizioso para tratar de que el italiano se convierta en el sustituto de Lorenzo como piloto de pruebas, con vistas a 2021. En este sentido, el #99 ya es conocedor de las conversaciones que mantiene Dovi con Yamaha, y afirma tener una alternativa en el caso de que el constructor de Iwata se decida por el todavía corredor de Ducati.

“Mi prioridad es seguir en Yamaha como probador. Pero si eso no sale, tengo que estar preparado para tener un plan B y Aprilia es una opción interesante para mí”, conviene Lorenzo en declaraciones a AS.

También lee:

Crutchlow, "feliz" con su carrera en MotoGP si termina ahora Miller: las reglas de banderas amarillas en MotoGP son "estúpidas"

Desde el punto de vista del español, Yamaha cometería un error si decidiera prescindir de él en base a los resultados de esas últimas jornadas de pruebas en Portugal, a las que llegó muy justo de forma física.

“En junio, cuando estábamos en pleno COVID, se me comunicó desde Yamaha que seguramente no habría más test así que bajé mi ritmo de entrenamiento, porque no sabía qué haría al año siguiente y, de seguir, no tendría más test hasta febrero", reconoce.

, que es una moto súper extrema”, reflexiona el balear, antes de hacer un alegato de los motivos por los que él cree que Yamaha no debería dejarle escapar.

“A mí me gustaría continuar, pero si Yamaha decide no contar conmigo será una verdadera pena para ambas partes. Sinceramente, creo que les será imposible encontrar un piloto que se adapte de forma tan natural al estilo que requiere la Yamaha y tenga la misma sensibilidad para detectar cuál es la dirección correcta para la evolución de cada pieza”.