Londres: Brasil revalida oro en vóleibol femenino

LONDRES (AP) — De la mano de una inspirada Jaque, Brasil conquistó su segundo oro olímpico consecutivo en el vóleibol femenino de los Juegos Olímpicos tras derrotar en cuatro sets a Estados Unidos, las mismas rivales que vencieron en Beijing 2008.

El partido se resolvió por marcadores de 11-25, 25-17, 25-20, 25-17, con Jaque como máxima anotadora con 18 puntos. En Estados Unidos, Destinee Hooker y Logan Tom fueron las mejores anotadoras con 14 puntos cada una.

Brasil tuvo que recuperarse de un primer set mal jugado, en el que cedieron la iniciativa a las norteamericanas, para remontar el marcador gracias al juego acertado de Fabi, Jaque y Sheilla, que permitió ganar los siguientes tres sets al hilo.

Horas antes, Japón se adjudicó el bronce al derrotar en tres sets a Corea del Sur. Saori Sakoda anotó 23 puntos, incluyendo el remate que ganó el partido, en el triunfo 25-22, 26-24, 25-21. Kim Yeon Keoung fue la mejor por las surcoreanas con 22.

En el primer set, Brasil cometió una sucesión de errores en los remates que acabaron regalando puntos a las norteamericanas. La líbero Fabi se multiplicó repeliendo remates, especialmente de Hooker, mientras Fe Garay no pudo hacer su juego de remates violentos porque siempre se encontró con un muro de contención de Hooker y Foluke Akinradewo en el bloqueo.

"Nos descontrolamos en el primer set pero nunca perdimos de visto nuestro objetivo, que es el oro", comentó Jaque después de recibir su medalla. "Sabíamos que Estados Unidos es un gran equipo, que el partido sería duro, pero pudimos darle vuelta".

La jugadora recordó que tuvo un inicio difícil en las olimpiadas, cuando Brasil debutó con una derrota ante Turquía, y posteriormente perdió contra Estados Unidos. Su superación personal logró llevarla a ser la máxima anotadora de la final.

"Fui bendita en el ataque, con ayuda de estas niñas (sus compañeras) pude ser la máxima anotadora, ni yo misma lo creo", dijo Jaque entre risas.

El técnico estadounidense Hugh McCutcheon reconoció la superioridad del rival sudamericano en el duelo final. "Brasil jugó bien, mejor que nosotros, méritos para ellas. Aún así estoy orgulloso de mi equipo", expresó.

Fue en el segundo set que las brasileñas se conectaron al partido, hicieron a un lado los nervios y controlaron el marcador.

El despertar brasileño se hizo sentir en las graderías del recinto de Earl's Court, en el oeste de Londres, con cánticos de "el campeón volvió, el campeón volvió".

Con más variantes en el ataque, Jaque y Sheilla se adueñaron de la red y llevaron a Brasil al triunfo.

"Es algo indescriptible, la medalla habla por sí misma", dijo Sheilla, mostrando su presea a los reporteros. "Yo les había dicho a ustedes aquí que Brasil ganaría oro y aquí está la prueba".

Las banderas auriverdes cubrieron las tribunas y el aire se llenó de cánticos de aliento y gritos de "bicampeón" para la selección que revalidaba su presea dorada.

Cargando...