Lo que JAMÁS deberías hacer en un funeral

Yahoo Vida y Estilo
Foto: Anze Furlan / psgtproductions/istock
Foto: Anze Furlan / psgtproductions/istock

Por desgracia, todos hemos asistido alguna vez (o más) en nuestra vida a un funeral. Son situaciones difíciles pues hay personas sufriendo mucho, por lo tanto, es necesario comportarse con respeto hacia ellos y hacia la persona fallecida también.

Para no desatinar ni quedar fuera de lugar, te contamos cinco cosas que JAMÁS deberías hacer en un funeral: 

  1. Llegar tarde. Los funerales a menudo se retrasan debido a las personas que se presentan cinco minutos antes de la hora de inicio y no tienen en cuenta que tienen que estacionar a una cuadra de distancia. Por lo tanto, el servicio no empieza hasta que lleguen todos, o peor, molestan una vez comenzado en su afán de ubicar un asiento entre la multitud.


    Y si has llegado una vez iniciado el servicio, no intentes saludar a la familia en ese momento. Ubica tu asiento y espera a que termine la ceremonia. 


    A la hora de ubicar tu lugar, siéntate hacia el frente solo si eres miembro de la familia. Detrás de ellos, se ubican los amigos, mientras que los compañeros de trabajo, colegas y conocidos deberían ubicarse en la parte trasera.


    También te puede interesar: Deja las excusas y aprende a no llegar tarde, con estos tips


  2. Usar el teléfono móvil. Nada más irrespetuoso que una persona respondiendo mensajes de WhatsApp durante un funeral. Y ni hablar de aquellos que se olvidan de silenciar el teléfono y durante el servicio empieza a sonar.


    Suena raro tener que recordarlo todavía, pero aún hay personas que siguen olvidándose de silenciar o  apagar sus teléfonos durante un funeral.


  3. Cuidado con tomar fotografías. En algunas tradiciones religiosas, cualquier tipo de dispositivo de grabación está prohibido. Sin embargo, si la costumbre no prohíbe la fotografía, tomar fotos puede verse como una invasión de la privacidad.


    En el caso de que la familia te haya hecho un pedido específico para que fotografíes el servicio, tal vez porque ciertos miembros de la familia no pueden asistir, deberías hacerlo con la máxima discreción, usando la luz natural si es posible en un lugar de flash, y evitando fotos en primer plano plano de las personas en duelo.


    Fotografiar al difunto en el ataúd, a menos que la familia lo haya pedido explícitamente, se considera de muy mal gusto.


  4. Vestirse inapropiadamente. “Cada funeral es diferente, pero hay que ser respetuoso y apropiado. En un área rural a lo mejor se pueden usar jeans y una linda camisa, mientras que en una zona urbana lo más apropiado sería un dress-code similar a un evento de negocios”, explicó en The Huff Post, Diane Gottsman, experta en etiqueta.


    "Ya no es necesario usar negro y gris, pero no es el momento de sacar la falda de cebra o los pantalones de color verde brillante. No es una discoteca ", aclaró Patricia Rossi,  autora de "Everyday Etiquette".


    Si no estás seguro de qué ponerte, puedes llamar y preguntar a la funeraria o a alguien cercano al proceso de planificación sobre la vestimenta y el tono general del servicio.


    También te puede interesar: 10 reglas de etiqueta para toda ocasión


  5. Permitir que tus hijos jueguen como si estuvieran en una plaza.  "Si tienes niños muy pequeños, cuando llegues, pregunta si hay un espacio para que puedas llevar a tus pequeños en caso de que se pongan un poco molestos. O quizás quieras sentarte más cerca de una salida, para que puedas salir rápidamente con ellos si es necesario. Solo ten en cuenta que el ruido que los niños están haciendo afecta a otras personas", aclaró en Country Living, Elaine Swann, especialista en etiqueta.

Qué leer a continuación