"Llenarle de orgullo el pecho": el mensaje de Pablo Matera, capitán de los Pumas, a la gente del país donde "todo es duro"

LA NACION
·2  min de lectura

Cuando el resultado era favorable y el reloj era ya un aliado, pero los contrarios apretaban y la ansiedad crecía, Pablo Matera metió los brazos en un ruck ajeno, pescó una pelota en defensa profunda y ganó un penal. Era más que un respiro: era una buena tajada más para conseguir la victoria inolvidable. El ala se quedó con el balón, miró con cara intensa y seria, recibió felicitaciones y siguió clavando sus ojos desafiantes. Un robot, un roble, una fiera. Todo eso fue el tercera línea que queda en los registros como el capitán del primer equipo de los Pumas que derrotó a los poderosos All Blacks, el conjunto más emblemático del rugby mundial.

"Es un gran día para el rugby argentino hoy. Todo es duro en Argentina. Tenemos mostrarle a nuestra gente que hay que luchar, que hay que trabajar duramente", le dijo al mundo Matera, en inglés y escuchado por el público en el estadio, mientras sus compatriotas en las tribunas gritaban aquello de "soy argentinooo, es un sentimientooo, no puedo paraaar...".

Matera aludió aludió quizás al coronavirus, a la economía, al contexto social. A la difícil cotidianeidad nacional. Y a eso él, y sus 22 compañeros que quedaron en la historia como los primeros argentinos triunfadores sobre los mejores de este deporte, opusieron una actuación épica. Una victoria para todos los tiempos. Sin malas artes, sin fortuna. Con limpieza y merecimientos.

¡Histórico! Los Pumas se impusieron con autoridad a los All Blacks en el Tri-Nations: 25-15

"No sé cómo ponerlo en palabras. Fueron ocho meses muy duros. Hoy vinimos a llenarle de orgullo el pecho a la gente que está en Argentina, que está pasando un momento difícil, que está peleándola. Jugamos por ella", afirmó luego, ya en español, ante ESPN.

"Hay un montón de gente que se puso esta camiseta antes que nosotros y que peleó tan fuerte como nosotros para conseguir esto. Quiero que ellos sepan que lo consiguieron, que todo fue un pasito para estar hoy con la sonrisa que tenemos. Es una victoria de mucho más que 23 tipos que entran a la cancha", valoró Matera.