"Llamado de atención": Nadia Podoroska cayó en su debut en Abu Dhabi y fue autocrítica

LA NACION
·3  min de lectura

Después de una temporada de ensueño, en la que construyó un crecimiento fabuloso alcanzando las semifinales de Roland Garros y terminando en el Top 50, el desafío de la tenista argentina Nadia Podoroska en 2021 será convivir con su nueva condición en la súper elite. Torneos más valiosos y exigentes, rivales más competitivas, más demanda física y mental, mucha mayor atención del público y de los medios periodísticos, entre otros matices. Podoroska, de 23 años, sabe que todo ello será parte de un proceso al que deberá intentar adaptarse, paso a paso. Por lo pronto, en su primer desafío del año, en el WTA 500 de Abu Dhabi (sobre superficie dura, al aire libre, con US$ 565.530 en premios), no logró desarrollar lo que planificó y perdió, frente a la española Sara Sorribes Tormo (66° del ranking), por 6-3 y 6-3, en 1h42m.

El tenista Sam Querrey explicó por qué se escapó de Rusia en un jet privado como si fuera una película de James Bond

"Fue un partido complicado, no pude entrar nunca en el partido, me noté poco paciente, creo que es un llamado de atención para seguir trabajando (...) La táctica estaba bien planteada, cuando lograba hacerlo me daba resultados. El mayor error estuvo en no poder sostenerlo. No me sentí competitiva dentro de la cancha y es muy difícil ganar si esa condición no está", fue el primer análisis que hizo Podoroska. Cometió siete doble faltas, logró el 58,7% de primeros servicios, ganó apenas el 48,6% de puntos con el primer saque y el 28% con el segundo. La europea de 24 años, que se había impuesto en el único enfrentamiento entre ambas (en Burnie 2019), le quebró el saque a la mejor tenista sudamericana en seis oportunidades.

"Las condiciones eran rápidas y hubo un poco de viento al final, pero no creo que haya influido en el partido. No me sentí ordenada ni paciente. Sara es una gran luchadora y tiene mérito. Para mí es positivo el hecho de estar acá, entrenado y estar en este nivel. No estoy contenta con mi manera de jugar, ni con mi actitud, pero es el primer partido del año y esto recién empieza", explicó Podoroska. La argentina continuará en el torneo de Emiratos Árabes Unidos, pero en dobles, donde precisamente tendrá de compañera a Sorribes Tormo.

El último partido oficial de Podoroska había sido a mediados de noviembre pasado, en los cuartos de final del torneo de Linz, donde cayó con la rusa Ekaterina Alexandrova por 6-2 y 6-1.

Luego del torneo de Abu Dhabi, la argentina viajará a Melbourne para realizar los 14 días de cuarentena obligatorios por el gobierno australiano. Durante la primera semana, y como parte del protocolo sanitario organizado por Tennis Australia, se entrenará únicamente con la francesa Caroline García (43°) y, en la semana número 2, se les sumarán la bielorrusa Aryna Sabalenka (10°) y la belga Elise Mertens (20°). Antes del Abierto de Australia (desde el 8 de febrero), Podoroska tiene previsto jugar el WTA 500 de Melbourne, desde el 31 de enero.