Lionel Scaloni con Alejandro Fantino: la emoción al hablar de Messi, el optimismo de Dibu Martínez y su respuesta a las críticas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·8  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Lionel Scaloni, con Alejandro Fantino tras conquistar la Copa América
Captura de TV

Apenas dos días después de conquistar la Copa América al frente de la selección argentina, frente a Brasil y en el mítico Maracaná, Lionel Scaloni habló sobre el logro conseguido como entrenador del equipo nacional; la relación con Lionel Messi, ídolo y capitán, y todo lo que rodeó a una histórica consagración, la primera a nivel internacional para el seleccionado albiceleste tras 28 años de sequía.

“Todavía no caí [en lo sucedido]. Dentro del cuerpo técnico tomamos con naturalidad esto de ganar una Copa América. Pero ahora, con el correr de los días, ya estando en Argentina, nos estamos dando cuenta más de todo. Recién vengo de ver a mi vieja y a la salida paramos en una estación de servicio, que estaba llena de gente. Y ves que la gente que viene a pedirte y agradecerte, con ilusión, y uno se da cuenta de que consiguió algo lindo; no es solo un título, es algo más”, remarcó Scaloni.

“Después de no vernos durante mucho tiempo, el regreso era atípico, porque teníamos dos partidos de eliminatorias y luego la Copa América, había que venir y jugar. Pero fue como si no nos hubiéramos dejado de ver después de un año de pandemia. Los jugadores entendían todo, venían con toda la predisposición. Venían de Europa y les planteamos que no podían salir del predio, que había que instalarse, sin ver a la familia, y ninguno puso un problema. Había que estar en la burbuja, todos alineados. Y vos ves que eso va creando algo, que después la pelota puede entrar o no, pero teníamos mucho ganado ahí”, remarcó Scaloni sobre cómo comenzó a gestarse la conquista de la Copa.

Sobre cómo consiguió forjar la unidad dentro del recambio generacional que vivió la selección tras el Mundial de Rusia 2018, explicó: “Nosotros vemos normal que a veces el jugador se enoje, porque quiere jugar todo. Pero después hay que entrenar, mañana hay que estar a full y hay 27 compañeros que quieren estar, y lo entienden, porque hablamos de manera natural. Lo hablamos de frente, con nombre y apellido cuando tenemos que dar una charla y elegir un jugador que está mejor que otros. Pero en la selección es diferente, es más fácil, porque todo el mundo tira para adelante, sabe que el país está atrás. Es difícil que un jugador te ponga mala cara. En un club por ahí sí, pero acá, no”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El entrenador de la selección nacional no quiso abundar detalles sobre lo que se dijeron con Lionel Messi en el abrazo que se dieron tras la victoria sobre Brasil, pero sí se emocionó al referirse a su vínculo con el capitán. “Hoy el futbolista es más vivo, sabe cuando estás diciendo la verdad, él sabe cuando le estás buscando la vuelta a algo. Con él tengo una relación diferente, fui compañero, lo he disfrutado muchas veces, he estado con el cuerpo técnico anterior y ahora estoy acá. No hay palabras para describir el rol de Messi”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“A Leo lo quiero porque es el mejor de la historia, pero más por cómo es él realmente. Es de los mejores seres humanos que he vivido. A nosotros nos ha dado mucho, más allá de lo futbolístico. Yo no aguantaría su vida, no soportaría la presión de ser Messi, el no solo la aguanta, sino que encima juega bien. La verdad nunca hablé tanto de él, y siento que lo merecía realmente, Lo estaba esperando, y por suerte fuimos nosotros. Si vos ves hasta los mismos compañeros, todos fueron a buscarlo, todo el estadio entero buscaba la imagen de él, ver qué hacía él al final”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En cuando al plantel, Scaloni describió sobre el título: “Fue mérito de ellos, y no es por sacarme mérito, pero hay veces que un entrenador tiene que hacer lo justo y necesario, lo que haga falta en el momento, ellos lo han entendido. Y esto es mérito de ellos, los más veteranos, los jóvenes que se acoplaron y lo ves todo más fácil. No sé si es por la figura de los grandes o porque [los pibes] están bien plantados, y está bien que sea así, que los juveniles ya vienen así, pero eso da frutos. No es fácil que todo se alinee y aquí se dio de manera natural”. El entrenador contó que los jugadores hicieron un asado para conocerse más, y a la hora de las comidas se hiciera una mesa redonda “para que todos se miren”.

Criticado desde algunos sectores antes de alcanzar el éxito, Scaloni expresó: “Eso [las críticas] forma parte del lugar en el que estoy. No vale la pena enojarse. Forma parte que la gente opine, hable. Lo que digo es que, si estamos todos alineados, si tiramos todos adelante somos un grupo difícil de vencer. Podemos perder, y vendrá la crítica, porque es difícil tener todo de tu lado, pero no me enojo por eso. Nunca tuve problemas con nadie”.

Sobre aquello que se popularizó en las últimas semanas como la Scaloneta, la propuesta de esta selección nacional, el entrenador señaló: “Tiene sentido de pertenencia, de formar parte de algo. Lo que les decía a los pibes es que continuamente hay que disfrutar el momento en el que estás y en donde estás. Es importante que les des este vínculo, de decirle que sean conscientes de somos 28 jugadores, vamos a jugar una semifinal contra Colombia o una final, y hay que disfrutarla porque te puede pasar una sola vez. Yo no estuve ni cerca. Si la sufrís, no lo disfrutás, no hay manera de que te vaya bien. Yo lo disfruto a mi manera. En la selección hay que disfrutar cada minuto, darse cuenta de que sos un privilegiado por estar”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El DT también se refirió a Ángel Di María, el autor del gol decisivo en la final contra Brasil, al que no había convocado al comienzo de su gestión. “Cuando él habla en una nota [reclamando por no ser llamado], corta, y yo lo llamo y nos pusimos a llorar los dos. Porque a Ángel lo aprecio mucho, vivimos cosas fuertes y le dije después del Mundial 2018: no te bajés, vos tenés que seguir estando en este barco. Y yo no lo llamaba porque para mí era una cuestión futbolística, porque en ese momento teníamos a Nico González, que estaba jugando bien; a Ocampos, que estaba andando bien. Pero él entiende el mensaje, y lo hablamos. Si todo el mundo conociera más de cerca a estos jugadores, te enamorás”.

Dentro de los reconocimientos, Scaloni agradeció el apoyo del presidente de la AFA, Claudio Chiqui Tapia. “Me llamó, me dijo si quería agarrar dos partidos en Alcudia, y le dije que sí. Pablo [Aimar, uno de sus asistentes] me dijo: ¿vos estás loco, no? Yo me quería quedar con la Sub 20. Era un momento de transición... Pero no teníamos tiempo, me acuerdo que íbamos por la playa y ahí nos pusimos a hacer una lista de convocados”. Y sobre su vínculo con Jorge Sampaoli, a quien asistía durante el ciclo mundialista en Rusia, pero luego se alejó al continuar en la selección, admitió: “No volví a hablar con él. Pero no tengo por qué esconderlo. Me quedé por la Sub 20, que era lo que me apasionaba. Yo venía de estar en un cuerpo técnico que para mí era lo máximo, y seguí cuatro meses más porque quería ir al Sudamericano con la sub 20″.

Consultado por la inclusión de Emiliano Martínez como nuevo titular del arco, explicó: “A Dibu lo teníamos visto porque Franco [Armani] venía con Covid. Encima Franco es un chico que vive al lado de mi pueblo... Pero uno ve que todos tiran para adelante, él la sufrió, estuvo tres semanas dando positivo, y nunca se enojó. Y me dijo: yo no me voy a ningún lado. Emiliano desborda optimismo por todos lados, a veces es demasiado optimista, ja. Lo de que íbamos a ser campeones fue una frase que tiró en cuartos de final, cuando quedaban dos partidos y por ahí pensé: se apuró un poco. Pero él estaba confiado, y cuando eso pasa y ves que están en un buen momento, se hace más fácil”.

Scaloni se refirió a la situación de varios integrantes del seleccionado, entre ellos Sergio Agüero, al que le tocó ser suplente y jugar pocos minutos. “Sergio es alegre, divertido. En los entrenamientos post partido, los que entrenan fuerte son los que no jugaron y a él le tocó varias veces, porque no había jugado y ves que es el primero en entrenarse, en contagiar a los compañeros”.

Y en el cierre, respecto del futuro, con el Mundial de Qatar a jugarse dentro de 16 meses, el entrenador surgido en Pujato remarcó: “No hay que dar todo por descontado, porque será duro, las eliminatorias son complicadas. En el Mundial hay selecciones, hay equipos muy grandes, pero hay que competir. Nosotros vamos a competir, eso es seguro. Ahora hay que disfrutar este momento, y después pensar en lo que viene”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.