Lionel Messi: "Tendría que haber ido al psicólogo, pero no me atrevía a dar ese paso"

LA NACION
·8  min de lectura

Lionel Messi mantiene en suspenso lo que ocurrirá con su futuro a seis meses de que finalice el contrato que lo une con el Barcelona. Este domingo se emitió completa la entrevista que mantuvo con el periodista Jordi Évole. "No sé si me iré o no, y si me voy, me gustaría irme de la mejor manera, siempre hablando hipotéticamente. Me gustaría volver algún día, me gustaría volver a la ciudad, a trabajar en el club, aportar, que no pasa nada, que el Barcelona es mucho más grande que cualquier jugador, incluso a mí obviamente. Ojalá el presidente que venga haga bien las cosas para volver levantar títulos importantes"

"No tengo nada claro hasta que termine la temporada. Ahora, lo importante es pensar en el equipo, terminar bien el año, pensar en intentar conseguir títulos y no distraerme en otras cosas", expresó el rosarino.

Sobre su actualidad, agregó: "Bien, la verdad que hoy por hoy estoy bien. Pasé muy mal todo lo del verano, por cómo terminó la temporada, lo del burofax y todo eso. Lo arrastré un poco durante el comienzo, pero hoy me encuentro bien y con ganas de pelear en serio por todo lo que tenemos por delante. Ilusionado, sé que el club esta pasando por un momento muy complicado y se hace difícil todo lo que rodea al Barcelona, pero yo estoy con ganas".

¿Hay proyecto con Koeman? "Creo que con Koeman se le dio una seriedad y una idea de lo que pretende y lo que quiere para su equipo y lo que quiere para el club. Creo que sí, que fue un gran acierto y que está haciendo las cosas muy bien y que al principio es difícil porque hay mucha gente nueva, mucha gente joven. pero a poquito el equipo va creciendo", dijo.

Cómo se enteró de la muerte de Maradona y cómo le impactó: "Estaba en mi casa y me llegó un mensaje de mi papá. Enseguida puse la tele y me enteré de todo. Una locura, terrible, no lo podía creer. Todos sabíamos que no estaba bien, pero nadie imaginaba que iba a pasar eso que pasó. Nadie puede creer que Maradona haya muerto, que no esté más y que haya pasado de verdad".

La camiseta de Newell's que mostró como homenaje a Maradona cuando hizo el gol a Osasuna: "Me la regaló la gente de Newell's, la tenía ahí guardada y me pareció que era el momento de hacerlo así".

La goleada 8-2 sufrida ante Bayern Munich: "Podés perder, me pasó muchas veces y hay que aceptarlo. Fue un momento muy duro, veníamos arrastrando un año complicado. Podíamos perder, pero no en la manera que lo hicimos".

Volvería a mandar el burofax. "Sí, es una manera de formalizarlo y hacerlo oficial. En los últimos seis meses mucha veces le había dicho al presidente que me iba, que ya me quería ir, que me ayude, que quería salir y él no, no, no. Era una forma de decir me quiero ir en serio. Es una forma de hacerlo oficial y que le llegara al club".

Lo que se desencadenó tras el burofax: "Yo pensaba que había cumplido un ciclo, que necesitaba un cambio, que mi cabeza necesitaba salir de todo esto por los líos que había en el club en ese momento, por lo que se venía. Yo sabía que iba a ser un año de transición, de gente nueva, de gente joven, y yo como siempre dije quería seguir luchando por más títulos, por volver a pelear por la Champions. Sentía que era el momento del cambio y quería irme y quería hacerlo bien. Después se armó todo ese lío. El presidente de ese momento no quiso y empezó a filtrar cosas para hacerme quedar mal a mí y para ser el malo de la película, y pasó todo lo que pasó, pero yo sigo estando tranquilo que lo que hice era lo que sentía y lo que debía hacer en ese momento".

Cómo tomó la salida de Luis Suárez: "Yo ya tenía pensado mandar el burofax antes de lo de Luis, que me pareció una locura lo que hicieron con él. Se fue gratis y se lo dieron a un equipo que iba a luchar por los mismos objetivos que nosotros. No sólo el hecho que se vaya ya era duro, sino cómo se fue".

Su postura sobre las elecciones a presidente del 24 de enero. "No tengo ningún candidato preferido. No quiero posicionarme con ninguno porque si ya dicen que manejo al club, imaginate si digo que quiero a un presidente. Prefiero no hacerlo y ojalá que el que gane sea lo mejor para el club y que pueda cambiar la situación, que ya no es fácil por la pandemia".

¿Alguna vez fue al psicólogo?. "Tendría que haber ido, pero no fui nunca. No sé, me cuesta dar ese paso, pese a saber que lo necesito. Antonella me insistió muchas veces en que fuera, que lo necesitaba. Soy una persona que me lo guardo todo para mí y no lo comparto. Nunca di el paso. Yo sé que lo necesito por lo que hago, por el día a día, por lo que me toca hacer, y que me haría bien, pero no lo hago".

Su sentimiento por la camiseta de Barcelona: "Todo, siempre lo dije, el Barcelona es mi vida. Llevo aquí desde los 13 años. Crecí tanto en el club como en la ciudad. Llevo más tiempo viviendo en Barcelona que en mi país. Aprendí todo aquí, crecí y el club me formó como jugador y persona, me lo dio todo y yo siempre dejé todo por el Barcelona, tengo una relación de amor porque es lo que viví desde que llegue aquí. Mis hijos nacieron aquí también. No soy mucho de hacer postureo, lo que me sale me sale en el momento porque lo siento, sino no lo hago, y es real".

Cómo su fama afectó a sus hijos: "Thiago lo sufre muchísimo. Es como yo, introvertido y tímido, pero se ha ido acostumbrando. Tiene la suerte que sus compañeros son los mismos desde los 3, 4 años. Ellos mismos lo protegen y lo sacan de todo eso. Y Mateo lo maneja mejor".

Un día en su vida. "Es muy normal. A veces es aburrida. Nos levantamos a la mañana, desayunamos, vamos al cole, voy a entrenar, vuelvo, como con Antonela, enseguida vamos a buscar a Ciro y luego a los otros dos y volvemos a casa. Hacemos alguna actividad, por ejemplo Thiago y Mateo están haciendo fútbol dos veces por semana. Vamos con ellos, volvemos y ya son las 7 u 8, tomamos unos mates. A veces las ocho y media estamos comiendo, terminamos, subimos y estamos todos viendo la tele y poco más".

Sabe cuánto dinero tiene: "Sí, sé lo que tengo, lo que hago, lo que no hago. Estoy al tanto de todo".

Fútbol sin hinchas. "Horrible, es muy fea la sensación extraña de salir al estadio tan grande y que no haya nadie. Todo muy frío, la verdad que es feo y la sensación es muy mala, y supongo que viéndolo debe ser raro, aburrido y diferente. Por eso se están viendo algunos resultados raros, todo se iguala más. No es lo mismo que el Camp Nou esté a reventar a que salga el rival y no haya nadie. La sensación es otra y jugás de otra manera. Los partidos son más igualados y más feos".

Alarga sus vacaciones

De manera sorprendente y con algunas aclaraciones tardías sobre el motivo por el que seguirá unos días más en Rosario, el Barcelona emitió este domingo un comunicado con el anuncio de que Messi prolongará sus vacaciones hasta el 1° de enero. El plantel catalán volvió a los entrenamientos para afrontar el partido del martes 29 ante Eibar, por la Liga de España.

De acuerdo con lo expresado por el club, Messi continuará en su ciudad natal con la recuperación de una molestia en su tobillo derecho, dolencia que no se había informado cuando el capitán viajó en su avión privado junto con su familia, horas después del triunfo 3-0 ante Valladolid.

Habrá que ver si Messi llega a tiempo y está en condiciones de jugar el domingo 3, frente a Huesca, o si recién será tenido en cuenta para visitar el miércoles 6 al Athletic Bilbao.

"Somos mucho de celebrar las navidades. Aparte es el momento en que nos juntamos todos. Mis hermanos que están en la Argentina, mi madre está allí. Es un momento único, aunque ahora con este lío (por la pandemia) está complicado", expresó en la entrevista.

Consultado por los deportistas que tiene como referencia, expresó: Hay muchos deportistas que son admirables. Rafa Nadal, Federer, LeBron. En todos los deportes hay uno que destaca y es admirable por su trabajo y por lo que hace en el día a día, Cristiano en el fútbol, hay muchos".