Lionel Messi extiende sus vacaciones en Rosario y Barcelona ahora dice que está lesionado

LA NACION
·2  min de lectura

El capitán de Barcelona, Lionel Messi, no se presentó en la práctica del club y no jugará contra el Eibar el próximo martes en la última jornada del año 2020, la 16a de La Liga española.

En un primer momento los medios españoles informaron que Messi se quedó en Rosario porque recibió un permiso especial del técnico blaugrana, Ronald Koeman, para alargar sus vacaciones en Argentina.

Messi, que se ausentó al entrenamiento de este domingo, partió rumbo a Rosario el pasado martes en un avión privado desde Valladolid, donde Barcelona jugó su último encuentro antes del tradicional descanso navideño. Tras la victoria por 3 a 0, y como es habitual, el argentino pasó la Navidad junto a su familia.

El récord imposible: Stephen Curry acertó más de cien triples sin fallar en cinco minutos

Messi tenía que volver a la Ciudad Condal por estas horas, pero no lo hará hasta el 1° de enero, por lo que llegaría para jugar ante Huesca, el domingo 3 de enero a las 21 horas.

El partido del Eibar no será el primero que Messi se pierda esta temporada después de su descanso en la Champions League frente Dinamo de Kiev y Ferencvaros, en la cuarta y quinta jornada de la etapa de grupos, con el Barça ya clasificado para los octavos de final de la máxima competición continental.

Tras conocerse el permiso que le otorgó el club al rosarino para quedarse unos días más en la Argentina, y cuando comenzaban a surgir algunas dudas y críticas por el trato diferenciado para el rosarino, el club emitió un comunicado en el que explica que el futbolista está completando un tratamiento por una lesión en un tobillo y que ese es el motivo que no estará ante Eibar. En el comunicado que emitió Barcelona en Twitter, se dice: "Lionel Messi está completando el tratamiento de su tobillo derecho. Está previsto que el jugador se reincorpore a los entrenamientos tras el partido FC Barcelona-SD Eibar".

La realación Messi-Barcelona se volvió tensa desde hace cinco meses, cuando el jugador presionó al club para hacer valer una cláusula de salida.

Según el mismo futbolista advirtió, su continuidad dependerá de las elecciones que se realizarán el mes próximo y el vínculo con el conjunto catalán atraviesa un momento delicado.

Para aumentar las sospechas, el periódico catalán Roger Torello escribió en el portal catalán Mundo Deportivo: "De cumplirse con lo previsto, Leo regresaría con sus compañeros el próximo día 1° de enero. Curiosamente, a partir de ese mismo día, Messi ya podría negociar su futuro con quien quiera, dado que así lo permite el reglamento de la FIFA, seis meses antes de terminar su contrato".

Agencia ReutersR