Liliana Ibáñez afirma que operación en la rodilla no la marginará de Tokio

Agencia EFE
·2  min de lectura

México, 4 nov (EFE).- La nadadora mexicana Liliana Ibáñez aseguró este miércoles que su reciente operación en la rodilla no será un impedimento para dar las marcas que la lleven a los Juegos Olímpicos de Tokio, que fueron aplazados para el 2021.

"Es el reto más importante de mi vida, me he roto la columna, me he operado del hombro, ahora la rodilla, he abierto camino a los velocistas en la natación mexicana. Calificar para Tokio no es imposible y lo voy a lograr", advirtió a medios la nadadora.

Liliana Ibáñez anunció que fue operada de la rodilla derecha hace unas semanas, cirugía en la que le retiraron líquido sinovial y le ayudaron con la fibrosis que presentaba.

"Necesitaba una cirugía de rodilla, se me hizo una limpieza y estuve 15 días fuera del agua. Regresé apenas a hacer brazada, ya tengo cuatro o cinco días pateando. Fue la decisión correcta y tengo la confianza en que podremos lograr las metas que buscamos", dijo.

Ibáñez es la primera mexicana que consigue cronometrar 53.93 segundos en la prueba de 100 metros libres, algo que logró en la Copa del Mundo de Curso Corto en Tokio 2018, una marca que hoy aceptó no podría lograr por las lesiones.

"Me siento lejos, si soy sincera hoy no creo hacer 53 segundos, pero entiendo mi cuerpo y sé que en tres semanas te pones en forma y por eso estoy tranquila. Ahora estoy en el proceso en que debo esperar para fortalecer las piernas", apuntó.

La nadadora de 29 años buscará a partir de marzo o abril del próximo año regresar a las competencias para dar las marcas que la lleven a los Juegos Olímpicos en las pruebas de 50 y 100 metros libres.

"En los 50 metros queremos dar la marca de 24.77 para calificar a Tokio, y luego prepararnos para dar un 24.69 para pasar a la final y ya en una final todo puede pasar. En los 100 metros la marca es de 54.38, y claro la intención es volver a nadar en 53 segundos".

Según Liliana Ibáñez, la mejor manera de llevar con éxito su recuperación es llevarla a cabo sin que le gane la obsesión por dar las marcas olímpicas.

"No debo presionarme con la marca. Ya he tenido lesiones y aprendí que en la natación no puedes adelantar procesos y estar compitiendo cada dos semanas".

(c) Agencia EFE