De la Ligue 1 al estrellato: Marcel Desailly

Con 1.86 metros de estatura y 80 kilos de peso, Marcel 'La Roca' Desailly es más que una montaña. Su fuerza y corazón se unen con las más finas cualidades defensivas para ganarse tal apodo.

"La Roca era impresionante, era un ganador que apreciamos en el Chelsea", comentó su ex compañero Gustavo Poyet.

"Era una bestia cuando jugabas contra él. Tan rápido como cualquiera, más fuerte que nadie, era virtualmente imposible superarlo", añade Michael Owen.

Fabien Barthez, su portero en Marsella y la selección de Francia campeona del mundo, también está de acuerdo: "Marcel era menos que un líder y más que un guerrero. Era una roca".

L1 to superstardom Marseille lineup

Nacido en Accra, capital de Ghana, como Odenke Abber, tomó el nombre de Desailly cuando su madre se casó con un diplomático francés y se desplazó a Francia en 1972, con solo cuatro años de edad.

Su padre quería que estudiara, pero el joven cayó enamorado del fútbol en el colegio y siguió los pasos de su hermanastro Seth Adonkor en el Nantes, donde jugó como defensa central junto a un joven Didier Deschamps. Destacó en las categorías inferiores del Nantes con 18 años y debutó como profesional a los 18.

A finales de la temporada 91-92, Mónaco y Marsella pujaban por él, y la decisión estaba en sus manos.

"Probablemente hubiese fichado por el Mónaco, porque es un club más estable", dijo el hombre de ahora 48 años de edad. "A mi familia le gustaba más Mónaco. En Marsella todo es más loco y hay mucha más presión, pero eso era lo que me gustaba. Necesitaba la presión de un gran desafío".

"Firmar por el Marsella fue un sueño hecho realidad. Todo ocurrió como por arte de magia. ¡Todavía no me lo explico!".

En el vestuario del OM, Desailly jugó hombro con hombro con Barthez, Rudi Voller, Alen Boksic, su nuevo compañero de defensa Basile Boli y su viejo amigo, el capitán del Marsella Didier Deschamps, gracias al cual se adaptó con rapidez a su nueva realidad.

L1 to superstardom MAR v MIL

El Olympique de Marsella ganó la Ligue 1, consiguiendo un título que parecía esquivo después de las polémicas sobre arreglos de partidos que rondaban al controvertido presidente Bernard Tapie, aunque también lograron su primera Liga de Campeones en aquella época. Desailly recuerda ahora grandes momentos de su carrea, como aquella victoria en Champions contra el todopoderoso Milan de los 90' con Baresi, Maldini, Rijkaard y Van Basten.

"La victoria de 1993 fue especial. era la primera vez que un club francés ganaba el torneo. La primera vez es una locura, con todos los aficionados volviéndose locos también, pero de forma positiva. Nosotros fuimos y lo ganamos en un momento delicado para el club y para el presidente, por lo que fue algo especial. Único", comenta Desailly.

Tras las sanciones, retiraron al Marsella el título de Ligue 1 y le denegaron la posibilidad de defender su título europeo mientras el Milan apuntaba a una de sus estrellas como objetivo prioritario para el mercado de fichajes.

L1 to superstardom Desailly MILAN

Desailly terminaría uniéndose a las filas del Milan y llegaría a su segunda final de Champions League de manera consecutiva, donde marcó gol en la victoria por 4-0 sobre el Barcelona.

Tras más de 130 partidos de Serie A, Desailly pasaba el verano con su selección junto a Barthez y Deschamps, con los que ganó la Copa del Mundo antes de firmar con el Chelsea por seis temporadas. En el 2000 también pudo sumar una Eurocopa a sus vitrinas.

Así todo, para él Marsella siempre estará en su corazón: "Siempre se recuerda la primera vez. Fue una magnífica sensación, ya que nadie esperaba que el Marsella lograse todo aquello".