De la Ligue 1 al estrellato: Franck Ribery

Franck Ribery estuvo cerca de no jugar nunca en la Ligue 1. 

De hecho, la carrera del jugador francés pudo haberse ido al traste sin siquiera haber empezado.

"El problema fue que estaba sentado en la parte trasera y volé hasta chocar con la luna", dijo sobre el terrible accidente que tuvo cuando tenía apenas dos años.

El accidente hizo que necesitara 100 puntos de sutura en la cabeza, lo que le dejó una inmensa cicatriz en la parte derecha de su cara, algo con lo que ha tenido que convivir toda su vida; una especie de seña de identidad.

Franck Ribery DFB Pokal 21052016

"Estoy orgulloso de mi cicatriz. Me dio fuerza y forjó mi carácter. Tienes que ser mentalmente fuerte para aguantar los vaciles de otros niños y las miradas de los adultos", le dijo a Simon Kuper en 'The Football Men'.

"Así que aquí estoy. Esta es mi cara, la que la gente conoce. Estoy feliz con mi cara. ¿Por qué no iba a estarlo?".

"En cierta manera, este accidente me ayudó. Siendo un niño, me motivó".

Esta motivación le llevó a lo más alto en este negocio. Pasó su adolescencia en las calles de Bolougne-Sur-Mer, al norte de Francia.

Creció en una zona de alto nivel de desempleo y pocas oportunidades para una población en su mayoría inmigrante. Ribery pasaba sus días jugando al fútbol con cualquiera que estuviera cerca.

De joven fue captado por el Lille, pero después fue descartado en las pruebas para la cantera.

Franck Ribery Metz

Pero eso no le iba a detener. Simplemente tenía que tomar un camino con varios imprevistos. No iba a haber una ruta directa al estrellato para Ribery. Nada de Clairefontaine. Nada de estructura profesional para guiarle. Ribery tuvo que tomar la vía más larga... y lo iba a tener que hacer en solitario.

Comenzó jugando en semi-profesionales y después de pasar por el Boulogne de su pueblo natal, llegó al Olympique Ales en el sur de Francia. Finalmente, logró su primer contrato profesional en el Stade Brestois en 2003.

Una sola temporada como profesional conveció al Metz para ficharle y en su primera temporada en el equipo disputó 20 partidos y el equipo terminó en 14ª posición en la que fue la temporada de debut en Ligue 1 para Ribery.

Ya había asomado la cabeza y en 2004 se fue a Turquía al fichar por el Galatasaray, donde una vez más se ganó los elogios y el apodo de 'Ferraribery' por su incesante y largo recorrido en la banda derecha.

Sin embargo, una disputa por los pagos hizo que volviera a Francia solo cinco meses después, protagonizando uno de los momentos más polémicos en el ascenso al estrellato de Ribery.

FRANCK RIBERY OLYMPIQUE MARSEILLE

Regresó a la Ligue 1 de la mano del Marsella, después de que su traspaso fuera provisionalmente suspendido por la FIFA y el Tribunal de Arbitraje Deportivo. Finalmente se materializó el fichaje y Ribery causó un impacto inmediato en el Olympique de Marsella. Les llevó a dos finales de Coupe de France y un subcampeonato de liga en la 2006-07, justo por detrás del Lyon. En 2006, cuando también ayudó a Francia a llegar a la final del Mundial, fue nombrado Jugador Joven del Año en la Ligue 1.

En apenas dos temporadas en el club marsellés se ganó la atención de todo el mundo. Jugador de barrio y sin apenas educación, Ribery había conquistado a propios y extraños en el mundo del fútbol.

En 2007, el Bayern Múnich ganó la carrera por hacerse con Ribery, recién nombrado Jugador Francés del Año. El club de la Bundesliga pagó 25 millones de euros por el fichaje, al que siguieron numerosos títulos de Liga y una UEFA Champions League.

Después de todo un camino lleno de tropiezos, Ribery lo había logrado.