Ligas europeas. El golazo de penal al argentino Benítez en Francia y el escupitajo que condena la Bundesliga

LA NACION
·3  min de lectura

Memphis Depay es un delantero que Ronald Koeman pidió como refuerzo, pero la delicada situación económica de Barcelona impidió la contratación. Se quedó en Lyon, que en la Champions League anterior sorprendió al eliminar a Manchester City en los cuartos de final. El atacante holandés es la figura del equipo que este sábado alcanzó el primer puesto de la Liga de Francia al golear 4-1 a Niza.

El triunfo se puso en marcha con un penal de Depay, que con una ejecución exquisita dejó fuera de acción al arquero argentino Walter Benítez. Al estilo Panenka (la pelota ingresa haciendo una emboquillada), Depay engañó a Benítez, que de fastidio pateó la pelota lejos y se quedó insultando.

En otro partido de la jornada, Olympique Marsella, con Darío Benedetto sustituido a 10 minutos del final, dejó pasar la oportunidad de acercarse a la punta al empata 1-1 con Reims. Paris Saint Germain, que no contará con el lesionado Neymar hasta enero de 2021, visitará este domingo a Lille, segundo a una undiad de Lyon.

La repudiable reacción de Marcus Thuram

Lilian Thuram, además de ser campeón mundial con Francia en 1998, ganó reconocimiento en la sociedad por su compromiso en la lucha contra la discriminación racial. Defensor de los derechos civiles y de la importancia del deporte en el desarrollo de los niños, seguramente repudiará severamente la reacción que tuvo su hijo Marcus, delantero de Borussia Moenchengladbach. De 23 años, Marcus Thuram fue expulsado a instancias del VAR, que detectó un escupitajo en el rostro a Stefan Posch, defensor del Hoffenheim.

Advertido de la gravedad de su acto, Thuram se disculpó posteriormente en las redes sociales: "Hoy ha ocurrido algo que no es propio de mi carácter y que no debe ocurrir nunca más. Reaccioné ante un rival de manera equivocada y algo ocurrió accidentalmente y no intencionalmente. Pido disculpas a todos, a Stefan Posch, a mis adversarios, a mis compañeros de equipo, a mi familia y a todos los que vieron mi reacción. Por supuesto, acepto todas las consecuencias de mi gesto".

El director técnico Marco Rose asumió la representación de Borussia Moenchengladbach: "Me gustaría pedir disculpas por el incidente. Algo así no pertenece al fútbol.Fue mucho más allá de todos los límites y no es apropiado. Marcus Thuram es un buen jugador y buena persona, es muy reflexivo y está muy bien educado. Puede ser que se le hayan saltado los fusibles en esa momento, es la única forma en que puedo explicarlo"..

Surgido en Sochaux y con un paso por Guingamp antes de llegar a Borussia Moenchengladbach, Thuram recibió una tarjeta roja por primera vez en su carrera.

Lewandowski, a la altura del premio The Best

Veinticuatro horas después de haber recibido el premio The Best de la FIFA, en una votación en la que superó a Lionel Messi y Crisitano Ronaldo, Robert Lewandowski ratificó su condición de goleador que decide los partidos importantes. Estaba en juego la punta de la Bundesliga, que Bayern Munich hizo suya al vencer 2-1 a Bayer Leverkusen, que defendía el primer puesto en el BayArena.

El polaco marcó los dos tantos en un partido que Leverkusen ganaba con un gol de Patrick Schick, lesionado y reemplazado a diez minutos del final por Lucas Alario. Lewandoeski igualó dos minutos antes del primer tiempo y acaparó toda la atención y los elogios con el golazo del triunfo en tiempo de descuento. Es el máximo anotador de la Bundesliga, con 15 festejos (dos de penal) en 13 fechas.