Liga de España: la inesperada victoria de Granada ante Barcelona dejó el título a cuatro bandas

·6  min de lectura
El técnico argentino del Atlético de Madrid Diego Simeone
El técnico argentino del Atlético de Madrid Diego Simeone

Granada dinamitó la Liga de España. Cuando todo el mundo pensaba que los andaluces serían meros partenaires de Barcelona en el Camp Nou, se impusieron por 2-1 y le quitaron al equipo que tiene a Lionel Messi la chance de depender de sí mismo para conquistar el título. A cinco fechas del final, el líder es Atlético de Madrid (73 puntos), dirigido por Diego Simeone. El otro equipo de Madrid, Real, y Barcelona, le pisan los talones (71 puntos). Y un escalón más atrás viene Sevilla (70 puntos). Cuatro para triunfar.

El técnico argentino del Atlético de Madrid Diego Simeone
El técnico argentino del Atlético de Madrid Diego Simeone


Diego Simeone, entrenador de Atlético de Madrid, dando indicaciones a pie de campo; con 73 puntos, su equipo sigue siendo el líder del torneo.

“Es novedosa”, dijo Simeone sobre la situación. “Creo que le hace bien al fútbol español. No tengo ninguna duda. La posibilidad de que haya tantos equipos compitiendo por ganar lo hace mucho más importante. Sevilla, Madrid, Barcelona y nosotros estamos inmersos en una opción a cuatro y está claro que el partido a partido toma aún más importancia”, razonó el Cholo en conferencia de prensa antes de viajar a Elche para el partido de mañana a las 11.15 de la Argentina, por la fecha 34.

Estamos buscando llegar de la mejor manera mental y emocionalmente, y sobre todo confiando en estos futbolistas que están haciendo una temporada muy buena”, valoró Simeone. Y agregó, sobre la sorpresiva victoria de Granada en el estadio de Barcelona: “Lo miré como cualquier entrenador que ve un partido competido y pensando absolutamente en lo único que nos importa, que es el Elche. Es un equipo que está compitiendo muy bien desde la llegada de Escribá (el nuevo entrenador del equipo ilicitano) y que ha cambiado su formato sin perder los rasgos que tenía anteriormente, sobre todo en casa, donde intenta hacerse fuerte”, anticipó el entrenador argentino.

Zidane: “No me alegro de las derrotas de los rivales”

También habló Zinedine Zidane, entrenador de Real Madrid. Su equipo también juega mañana por la jornada 34, aunque a diferencia del Atlético no tendrá que viajar: será local en el estadio Alfredo Di Stéfano ante el Osasuna. Pese a que el triunfo de Granada revitalizó las chances de los blancos de quedarse con el título, el entrenador francés no lo celebró: “Yo no me alegro de la derrota de los rivales. La Liga no es más fácil y nunca lo ha sido. Faltan partidos y vamos a intentar hacer nuestro trabajo sin pensar en el final de temporada, solo en el partido de mañana”, señaló el DT de la Casa Blanca.

Zinedine Zidane, entrenador de Real Madrid. El conjunto blanco tiene más partidos que el resto de los candidatos al título español, ya que debe medirse con Chelsea por la Champions League.
GABRIEL BOUYS


Zinedine Zidane, entrenador de Real Madrid. El conjunto blanco tiene más partidos que el resto de los candidatos al título español, ya que debe medirse con Chelsea por la Champions League. (GABRIEL BOUYS/)

Sobre el futuro de LaLiga y las chances de su equipo de quedarse con el título: “Para nosotros no va a cambiar nada. Nos concentramos solo en lo que podemos controlar. Son muchos partidos, muchos minutos, pero vamos a colocar mañana al mejor equipo para cambiar. Hemos tenido cambios, lesionados... pero lo importante es que los que estén, estén preparados para competir”, apuntó Zidane. El francés se refirió a la seguidilla de lesionados que debe ir reemplazando partido a partido: “Quizás hemos tenido un poco más de lesiones, por lo que llegar como estamos llegando con tantas dificultades significa que estoy muy contento con lo que han hecho. cuando hay seis o siete jugadores muy importantes y no están te preguntás qué está pasando, pero lo estamos sacando adelante”.

La conferencia de prensa de Zidane

Barcelona hace cuentas

En Cataluña nadie contaba el partido con Granada con derrota y en el búnker de Barcelona todos creían que una victoria contra los andaluces haría que el equipo capitaneado por Lionel Messi dependiera sólo de sí mismo para quedarse con LaLiga. Pero el fútbol, dinámica de lo impensado, volvió a hacer de las suyas y dos errores defensivos condenaron a los culés a la derrota. De nada sirvió la exquisita combinación entre Antoine Griezmann y La Pulga para el gol inicial del argentino. Por lo pronto, en Barcelona saben que si Real Madrid obtiene los 15 puntos en juego será inalcanzable aunque los blaugranas también tengan un final perfecto: define el goal average entre ambos, y los blancos se impusieron en los dos clásicos de la temporada.

Lionel Messi es la imagen de la desazón durante la derrota ante Granada. El rosarino sabe que ese partido era fundamental para que su equipo no dependiera de otros para ganar la Liga de España. Sin embargo, cayó por 2 a 1.
Lionel Messi es la imagen de la desazón durante la derrota ante Granada. El rosarino sabe que ese partido era fundamental para que su equipo no dependiera de otros para ganar la Liga de España. Sin embargo, cayó por 2 a 1.


Lionel Messi es la imagen de la desazón durante la derrota ante Granada. El rosarino sabe que ese partido era fundamental para que su equipo no dependiera de otros para ganar la Liga de España. Sin embargo, cayó por 2 a 1.

La “ventaja” para los catalanes es que no tienen que viajar para jugar partidos de Champions, algo que sí deben hacer los madrileños: tienen la vuelta de las semifinales del torneo europeo frente a Chelsea, que probablemente los obligue a rotar futbolistas para la competencia local. Y, encima, tienen que jugar con Sevilla (cuarto en la tabla) y todavía con opciones de quedarse con el título. En contrapartida, Barcelona tiene entre sus cinco próximos rivales a Atlético de Madrid, por lo que si les gana a los colchoneros los sobrepasará en la tabla. Contando con algún tropiezo de Real, y siempre que Barcelona también venza a Valencia, Levante, Celta y Eibar, el equipo de Ronald Koeman podría quedarse con el doblete: Copa y Liga. Nada mal para las expectativas iniciales durante una campaña de transición.

La resignación de Jordi Alba y del holandés Frenkie de Jong tras la caída de Barcelona por 2-1 ante Granada por la Liga de España; ese resultado dinamitó la tabla de posiciones y abrió el juego a más equipos, que ahora optan por el título.
Joan Monfort


La resignación de Jordi Alba y del holandés Frenkie de Jong tras la caída de Barcelona por 2-1 ante Granada por la Liga de España; ese resultado dinamitó la tabla de posiciones y abrió el juego a más equipos, que ahora optan por el título. (Joan Monfort/)

El partido clave para los catalanes, entonces, es el de Atlético de Madrid de la jornada 35. Se jugará en el Camp Nou el sábado 8 de mayo a las 11.15 de Argentina. El principal rival de los catalanes es su falta de regularidad: son capaces de hacer partidos perfectos un fin de semana y tener actuaciones esperpénticas como la que mostraron ayer ante un rival accesible en los papeles como Granada, que marcha octavo en la tabla y centró sus esfuerzos en la Europa League. Se acerca el final del torneo y se achica el margen de error. Si quiere ser campeón, Barcelona no puede darse ciertos lujos. Perder más puntos equivale a perder el título. Ronald Koeman y Lionel Messi lo saben de memoria.

Lo que viene

Atlético de Madrid (73 puntos)

  • Elche (V)

  • Barcelona (V)

  • Real Sociedad (L)

  • Osasuna (L)

  • Valladolid (V)

Real Madrid (71 puntos)

  • Osasuna (V)

  • Sevilla (L)

  • Granada (V)

  • Athletic Bilbao (V)

  • Villarreal (L)

Barcelona (71 puntos)

  • Valencia (V)

  • Atlético de Madrid (L)

  • Levante (V)

  • Celta (L)

  • Eibar (V)

Sevilla (70 puntos)

  • Athletic de Bilbao (L)

  • Real Madrid (V)

  • Valencia (L)

  • Villarreal (V)

  • Alavés (L)