Lieke Martens, la mujer que podría conseguir lo que el mito Johan Cruyff nunca logró

Yahoo Deportes
Lieke Martens | REUTERS/Eric Gaillard
Lieke Martens | REUTERS/Eric Gaillard

Por Jean DECOTTE | AFP

Campeona de Europa 2017, la holandesa Lieke Martens apunta más alto en la Copa del Mundo femenina de Francia, donde Holanda, que debuta el martes contra Nueva Zelanda (13h00 GMT), puede conseguir lo que el mito Johan Cruyff no logró nunca con los hombres: el título mundial.

A pesar de rechazar que sea así, la discreta delantera del FC Barcelona, de 26 años, es una estrella planetaria del fútbol femenino. Esta extremo rápida y potente centró la atención en la Eurocopa que ganó en casa hace dos años en un partido de la fase de grupos contra Bélgica (2-1) cuando unió una finta con un taconazo, en un movimiento conocido como el "Cruyff Turn" (mediavuelta a la Cruyff).

Su gol en la final contra Dinamarca (4-2) y su título de mejor jugadora del torneo también contribuyeron a hacerla famosa, al igual que su traspaso al Barcelona en el verano de 2017.

De paso, Martens (103 internacionalidades, 42 goles) ganó el trofeo de la UEFA a la mejor jugadora del año 2017, subiendo al escenario con la estrella lusa Cristiano Ronaldo, y después el de la FIFA.

REUTERS/Albert Gea
REUTERS/Albert Gea

"Mi vida cambió radicalmente tras la Eurocopa", afirmaba, asegurando que "fue el mejor momento de mi vida. Me sentí muy a gusto en la selección. Hicimos un gran torneo y estoy muy contenta de haber tenido un puesto importante en el equipo. ¡Qué felicidad haber jugado y marcado en esa final!".

- Extremo de altos vuelos -

Como Cruyff, Martens es una extremo de altos vuelos con un regate devastador, y como a Cruyff, su carrera la llevó hasta el FC Barcelona, donde el mítico jugador y después entrenador holandés (1947-2016) revolucionó el club.

"Tengo mucho respeto por Cruyff", comentaba la joven jugadora en una reciente entrevista con la AFP.

Foto: VI Images via Getty Images)
Foto: VI Images via Getty Images)

"Cambió las cosas aquí, en el Barça, y también cambió muchas cosas en Holanda. Es increíble todo lo que ha hecho por el fútbol", añadió Martens, que estudió un máster de gestión deportiva en... el instituto Johan Cruyff de Barcelona.

A su llegada a la capital catalana, Lieke Martens sufrió algunos problemas físicos y tuvo que pasar por un pequeño tiempo de adaptación, pero tácticamente se integró rápidamente en el juego de toque del Barça, heredado de la filosofía Cruyff.

"Nuestra forma de jugar en el equipo nacional, con un 4-3-3, corresponde a la manera en que jugamos aquí en el Barça", explicó.

"Aunque es cierto que las jugadoras son algo más técnicas aquí que en la selección. Somos más pacientes en el Barça, mientras que en la selección somos más verticales", añadió.

REUTERS/Albert Gea
REUTERS/Albert Gea

- 'Pilar' -

Esta temporada, el club catalán cosechó por fin los frutos de este fichaje alcanzando su primera final de la Liga de Campeones femenina, que perdió contra el Lyon 4-1, pero que supone un éxito que mira al futuro.

Mientras, Lieke Martens espera seguir brillando con las holandesas en el Mundial femenino que se juega del 7 de junio al 7 de julio en Francia, donde será una de las principales atracciones de Holanda.

"Tiene una influencia tranquilizadora", comentó la seleccionadora holandesa, Sarina Wiegman, añadiendo que "conoce nuestras capacidades y sabe aliviarnos. Garantiza el equilibrio del equipo. Es el pilar de nuestro éxito".

Queda por ver si las 'Leeuwinnen' ('Leonas') podrán, por fin, dar un título mundial a Holanda, que fracasó tres veces con el equipo masculino, incluido el Mundial de 1974 con Cruyff.

"Tenemos un muy buen equipo y pensamos que podemos hacer algo muy bonito", advirtió Lieke Martens, que no duda en asegurar que "tengo prisa por ver quién va a ganar".

Qué leer a continuación