Liderato del Lyon, presión para el PSG y el Lille

Agencia EFE
·3  min de lectura

Redacción deportes, 19 dic (EFE).- El Olympique Lyon consiguió una victoria incontestable frente al Niza (1-4) y ocupó el liderato provisional de la Ligue 1 con un partido más que el París Saint-Germain y el Lille, que se enfrentarán este domingo en el estadio Pierre-Mauroy.

El equipo de Rudi García no falló ante un rival de la zona media de la clasificación y volvió a la senda de la victoria después de empatar la pasada jornada frente al Brest (2-2). Lo hizo con un dominio casi aplastante cimentado en una gran segunda parte en la que se rompió la igualdad.

El Lyon abrió el marcador a la media hora por medio del neerlandés Memphis Depay, que hizo el 0-1 de penalti. Poco después, el zimbabuense Tino Kadewere marcó el 0-2 tras aprovechar un tremendo error defensivo del Niza y antes del descanso Amine Gouriri redujo distancias con un cabezazo para poner algo de igualdad en el marcador.

En el segundo acto, el camerunés Toko Ekambi aprovechó una asistencia de Kadewere para cerrar prácticamente el partido y Houssem Aouar remató la noche con un disparo desde dentro del área que certificó los tres puntos para el Lyon, un punto por encima del Lille y dos del París Saint-Germain.

No le fue tan bien la jornada del sábado al Olympique Marsella, que cedió un empate en su estadio ante el Reims (1-1), uno de los clubes que pelean por no perder la categoría. Lastrado por el tanto en propia meta en la primera parte del japonés Yuto Nagatomo tras desviar hacia su portería un centro de Arber Zeneli, tuvo que remar contracorriente para intentar voltear el resultado.

Florian Thauvin consiguió empatar justo antes del descanso gracias una asistencia del argentino Dario Benedetto -la tercera que logra este curso-, pero en la segunda parte se atascó y apenas dispuso de una ocasión en las botas del tunecino Saif-Eddine Khaoui que salvó el portero serbio Predrag Rajkovic.

Al final, el Marsella no pudo deshacer el empate y se atascó en su persecución al Lyon, al Lille y al París Saint-Germain. Es cuarto, con dos partidos menos que el líder y podría perder su posición en favor del Montpellier, que se enfrenta al Brest este domingo.

El duelo de dos de los equipos que pelean por no despegarse de las posiciones cercanas a Europa terminó con una victoria del Metz sobre el Lens (2-0) que apretó a ambos en la clasificación y ahora están separados sólo por un punto a dos y tres del quinto clasificado, respectivamente.

El Metz repitió la defensa sólida que le condujo a la victoria la pasada jornada frente al Montpellier y logró encadenar seis puntos seguidos. En la víspera del duelo, su técnico Frédéric Antonetti avisó de que el choque ante el Montpellier era "referencia en solidez y seriedad" y sus hombres calcaron la misma actitud pocos días después.

En ataque, fue decisivo el argelino Farid Boulaya, que participó en los dos goles del Metz. En el primero, lanzó a la perfección en un contragolpe al senegalés Opa Nguette, que abrió el marcador antes del descanso. Y él mismo, en el segundo acto, se encargó de cerrar la cuenta con su tercer tanto del curso en la Ligue 1.

(c) Agencia EFE