El técnico del Palmeiras dice que el campeón aún tiene mucho por ganar

Agencia EFE
·3  min de lectura

Río de Janeiro, 30 ene (EFE).- El técnico del Palmeiras, el portugués Abel Ferreira, dijo este sábado que, tras conquistar la Copa Libertadores gracias a la victoria sobre el también brasileño Santos en la final, concederá un breve descanso a los jugadores pero los convocará en breve debido a que aún tienen mucho por ganar.

El entrenador afirmó que, pese a que hay mucho qué celebrar por el título, también hay mucho trabajo por delante debido a que Palmeiras aún disputará en las próximas semanas el Mundial de Clubes en Catar, la final de la Copa do Brasil y las últimas seis jornadas del Campeonato Brasileño.

Y el flamante campeón de la Libertadores tiene posibilidad de título en las tres competiciones.

En la rueda de prensa que concedió tras la final disputada en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, el portugués admitió que una de sus reglas es que los jugadores sólo tienen 24 horas para celebrar una victoria o lamentar una derrota, pero que en esta ocasión les concederá una excepción, con un poco más de tiempo.

"Vamos a celebrar pero tenemos que volver a trabajar en breve. Es bueno sentir esta emoción, pero tenemos que volver a los entrenamientos cuando antes porque aún hay muchas cosas más a conquistar", afirmó Ferreira en una entrevista interrumpida dos veces por los jugadores del Palmeiras, que invadieron el auditorio del Maracaná para vitorear al técnico y hasta le dieron un baño con baldes de agua.

Como campeón de la Libertadores tras vencer en la final por 1-0 al Santos, el Palmeiras garantizó clasificación para disputar el Mundial de Clubes de la FIFA en febrero en Catar, torneo en el que entrará directamente en las semifinales para medirse al vencedor del duelo entre el Tigres mexicano y el Ulsan surcoreano.

El técnico portugués admitió que aún no tuvo tiempo de pensar en el torneo en Catar y que, por lo mismo, no tiene condiciones de decir cuáles son las posibilidades que tiene el Palmeiras de conquistar su primer Mundial.

"Aún no estudié a los rivales. No estoy preparado para responder a esa pregunta. Vamos a disfrutar ahora del título y después me prepararé para responder a esa pregunta", dijo Ferreira, que también tuvo que interrumpir la entrevista un momento por el llanto que no quiso ocultar cuando recordó que vivía lejos de su familia y que sentía falta de las hijas que dejó en Portugal.

Ferreira, que a sus 42 años celebra su primer título como técnico de un equipo de primera división, se convirtió en el segundo entrenador portugués en conquistar la Libertadores después de que Jorge Jesús levantara el torneo continental al frente del Flamengo en 2019.

El técnico del Palmeiras rechazó las comparaciones con Jorge Jesús, uno de los técnicos más exitosos de su país y del que dijo que le abrió puertas a los entrenadores portugueses en Brasil.

"No me gustan las comparaciones. Cada uno hace su camino. Jorge Jesús hace un trabajo completamente diferente al mío y conquistó la Libertadores en 2019 con un equipo totalmente diferente al que yo tengo", afirmó.

Ferreira dijo igualmente que al agradecer el título no podía olvidar lo hecho por el exseleccionador brasileño Vanderlei Luxemburgo, que comandó el Palmeiras hasta ser despedido en octubre y sustituido por el portugués.

"Este camino lo comenzó Vanderlei Luxemburgo. Cuando yo asumí el equipo del Palmeiras ya estaba con todas las condiciones para ser campeón", aseguró.

Con la victoria por 1-0 en la final disputada en el estadio Maracaná de Río de Janeiro con un gol de Breno Lopes casi en el último minuto del partido, el Palmeiras sumó su segundo título de la Libertadores tras el conquistado en 1999.

La derrota, por su parte, frustró al Santos de conquistar su cuarto título de la Libertadores y de convertirse en el club brasileño con más títulos continentales.

(c) Agencia EFE