Leyendas del Barça y Real Madrid esperan dar el máximo en el Clásico en Israel

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Tel Aviv (Israel), 19 jul (EFE).- Los equipos "Legends" (Leyendas) del Barça y el Real Madrid, formados por exjugadores como Ronaldinho o Deco y Luis Figo o Roberto Carlos, expresaron este lunes sus ganas de dar el máximo en el Clásico de este martes en la urbe israelí de Tel Aviv, un duelo por el que se vendieron casi todas las entradas.

"Ojalá sea una noche divertida que dé alegría a toda la gente que vaya al estadio", declaró Ronaldinho esta tarde en una rueda de prensa en Tel Aviv.

El astro brasileño se mostró "feliz" de participar este martes en un amistoso en el estadio Bloomfield (17:00 GMT) en el que veteranos azulgranas y merengues volverán a sacar su rivalidad en un duelo de tono festivo que ha generado gran expectación en Israel.

Hasta ahora se han vendido en torno a 25.000 entradas, por lo que se espera que el Bloomfield de Tel Aviv -con aforo para unas 29.000 espectadores- esté casi al completo, concretó a Efe un portavoz de la empresa organizadora del encuentro, MTR7.

Con el cuadro azulgrana que dirige el exdefensa Albert Ferrer jugarán otros exfutbolistas de peso como Rivaldo, Deco o Javier Saviola. También habrá miembros del "Dream Team" de Johan Cruyff, como Jon Andoni Goikotxea o Guillermo Amor. Este último, que será capitán, agradeció "el cariño" de la afición israelí y dijo esperar que el Clásico sea "una fiesta del fútbol".

En el Real Madrid, por su parte, estarán exjugadores de la relevancia de Luis Figo -también exazulgrana-, que en la rueda de prensa de hoy apeló a "estar al máximo nivel", aunque reconoció que será "más difícil" al no estar ninguno de los jugadores en activo.

Roberto Carlos, sin embargo, auguró que será "un partido divertido", ya que los Clásicos siempre son "sabrosos".

En la misma línea se manifestó el exportero Iker Casillas, que no jugará el partido, pero que viajó a Israel como representante y embajador de la Asociación Real Madrid.

"Estamos aquí para hacer un partido de fútbol bonito", dijo Casillas, que aseguró que "tanto el Barça como el Madrid se han juntado para que la gente disfrute".

Los integrantes de las escuadras azulgrana y merengue llegaron entre ayer y hoy a Israel, tras hacer los pertinentes test de COVID-19 para acceder en el país. Este llevó a cabo una de las campañas de vacunación más rápidas del mundo y las restricciones internas son más bien menores, lo que hará que el partido se dispute casi sin limitaciones estrictas de aforo.

La árbitro del duelo será Sapir Berman, que el pasado abril se presentó como la primera colegiada transgénero de Israel.

El partido contará tambvén la presencia de Joan Laporta en el país. El presidente azulgrana inauguró ayer en la localidad israelí de Holón (sur de Tel Aviv) la exposición "Barça, the Exhibition", una muestra interactiva para acercar la esencia del equipo catalán a aficionados de todo el mundo.

El Clásico de este martes coincide a su vez pocos días después de la cancelación del partido entre el equipo israelí Beitar Jerusalén y el Barcelona, que estaba previsto para agosto y finalmente no se jugará tras la solicitud de los culés de que se jugara fuera de la Ciudad Santa.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.