La leyenda de los Clough, contra el Manchester City

EFE
Imagen del 30 de abril de 1978 del entonces manager del Nottingham Forest, Brian Clough (i). EFE/Archivo

La leyenda de los Clough, contra el Manchester City

Imagen del 30 de abril de 1978 del entonces manager del Nottingham Forest, Brian Clough (i). EFE/Archivo

Londres, 9 ene (EFE).- 44 años después de que el fútbol inglés cambiara con la llegada de Brian Clough al Nottingham Forest y la posterior consecución de dos Copas de Europa, su hijo, Nigel Clough, afronta este miércoles contra el gigante Manchester City quizás el partido más importante de la historia del modesto Burton Albion.

Fundado en 1950 y únicamente con un título de la Tercera y la Quinta división inglesa en su palmarés, el equipo conocido como los 'Brewers' -cerveceros- afronta la titánica tarea de enfrentarse en semifinales de la Carabao Cup (Copa de la Liga) al actual campeón, el Manchester City, y con el condicionante más complicado posible, la eliminatoria a doble partido.

El espléndido camino recorrido por el Burton, en el que dejaron como víctimas a otros históricos como el Aston Villa, el Nottingham Forest, el Burnley y el Middlesbrough, lo ha hecho de la mano de Nigel Clough, apellido que rezuma historia y gloria.

Su padre, Brian es un mito en Inglaterra. Su carrera en los banquillos y su unión en los despachos junto a su asistente Peter Taylor es legendaria, como lo demuestra la estatua de ambos en el Pride Park, estadio del Derby County, o la grada Clough Stand, en el del Forest.

En estos clubes forjó su historia Brian, quien fue futbolista del Middlesbrough y Sunderland antes de abrazar la carrera de entrenador en los juveniles de los 'Black Cats'.

Ahí comenzó su escalada, como uno de los entrenadores más jóvenes del momento, cuando pasó a dirigir al ahora llamado Hartlepool United, de cuarta división.

Fue en ese momento cuando arrebató al Burton (casualidades de la vida) a Peter Taylor, quien se convirtió en su mano derecha y con el que llevó una historia de amor-odio hasta el final de la vida de ambos.

La estancia en Hartlepool duró poco más de un año y tras ser despedidos comenzó el camino de la gloria. Clough y Taylor firmaron por el Derby County y convirtieron a un equipo de Segunda división en campeón de la por entonces denominada First Division, por primera vez en 88 años.

Las continuas desavenencias de Brian con el club le llevaron a dimitir en 1973, lo que precedió a cortas estancias en Brighton y Leeds, antes de embarcarse en el mayor reto de sus vidas en la ciudad de Robin Hood.

En el Nottingham, Clough se hizo con una Liga y las perennes dos Copas de Europa, que introdujeron al equipo inglés directamente en los libros de historia como el único equipo con más competiciones europeas que ligas.

Su reinado en el Nottingham terminó en 1993, y su último encuentro dirigiendo al Forest dejó una de las anécdotas más curiosas de su carrera. En la derrota por 2-1 ante el Ispwich en la última jornada de liga, el último gol del Nottingham Forest de Brian Clough lo anotó Nigel, su hijo, quien este miércoles dirigirá al Burton, en la búsqueda de la sorpresa del año ante el Manchester City.

Brian, con 69 años, falleció en septiembre de 2004 debido a un cáncer de estómago, dejando un legado que hoy buscará reverdecer Nigel a bordo del Burton.

Su retoño llegó a jugar con la selección inglesa cuando se desempeñaba como mediapunta. Ahora, en las labores de técnico, ha pasado por el Derby County y el Sheffield United -llegó a las semifinales de la FA Cup en 2014-, antes de volver al Burton, club en el que cerró su carrera como futbolista y con el que está a tres pasos de un título que sería histórico y casi impensable.

Pero Nigel no quiere parar aquí, "noventa y nueve equipos comenzaron esta competición y el Burton está entre los cuatro últimos", señaló tras apartar al Middlesbrough.

Los otros tres que quedan, City, Chelsea y Tottenham, intimidan, pero no apartan del sueño a un hijo que busca reeditar la historia de su padre y conseguir que el legendario Brian se sienta orgulloso de lo que dejó en la tierra al abandonar el mundo quince años atrás.

Manuel Sánchez Gómez

Imagen del 30 de abril de 1978 del entonces manager del Nottingham Forest, Brian Clough (i). EFE/Archivo

Qué leer a continuación